Peñarol derrotó a Cordón en un partidazo y sigue en los puestos de privilegio.

Resumen del partido

Comienzo goleado y un marco hermoso para uno de los partidos más esperados de este Metro. Peñarol rápidamente centró su juego en la pintura con Alejandro Pérez y Khapri Alston. Más allá de adueñarse de esa zona en ofensiva sufrió a la hora de defender debajo del aro. Las ganas de Emiliano González, más algún tiro exterior, sumado a la entrega clásica de Perris Blackwell dañaron en los primeros 10 minutos donde el albiceleste se sostuvo gracias a la cantidad de rebotes que tomó para generar segundas oportunidades. Los de Castrillón fluyeron mejor y encontraron gol en diferentes manos.

El carbonero mantuvo un buen nivel con un trabajo silencioso de la dupla conformada por Salvador Zanotta y Diego Álvarez. La defensa en zona albiceleste anuló el gol interno y, con las penetraciones en carrera de Andrés Aristimuño, Cordón creció y acortó la distancia. Cuando el equipo de Diego Palacios le había encontrado la vuelta al juego, aparecieron dos triples auxiliadores de Álvarez que le permitieron volver a respirar. La desfachatez de Juan Viana a la hora de meterse en tierra de gigantes alcanzó para que la visita entrara a jugar el complemento estando a una sola pelota, tres abajo. Lo más importante para la visita fue trancar la fluidez ofensiva de su rival, llevando el encuentro al terreno que más le servía.

Un triple rápido de Viana igualó las acciones. De ahí en más el aurinegro puso un 9 a 0 con Damián Blazina como gran artífice. Los dirigidos por Diego Castrillón encontraron en los triples una vía de gol que le había sido esquiva en el primer tiempo. Sin la participación de Blackwell en ataque, la ofensiva dependía de las mano de Nobile y Viana que sacaron la cara por el equipo. Un intratable Pepusa con su tiro de media distancia provocaba que el mirasol entrara a jugar el último cuarto por ocho unidades arriba.

Cordón volvió a defender en zona tras anotar y fue al hombre cuando falló. Eso confundió al local que escaseó de ideas en la recta final. La lucha incansable de Joaquín Borrallo en la pintura fue recompensada con puntos claves que sirvieron para igualar el juego a falta de cinco minutos. Alston volvió a aparecer cuando el partido más lo pedía e hizo delirar a los presentes. Pero Viana colocó puntos y generó desde el pick central. Además los internos sacaron faltas y fueron a la línea. La sociedad Nobile-Blackwell con un golazo dejó al albiceleste arriba por mínima a falta de 25 segundos, la primera y única vez que pasó en la noche. En la recarga el extranjero carbonero agarró el rebote tras el triple marrado por Álvarez y con una canasta con premio selló el triunfo, que finalmente fue 72 a 69.

UNO x UNO

PEÑAROL

Álvarez (6): Condujo el equipo como quiso. Sus triples en el segundo cuarto fueron importantísimos. Zanotta (5): No fue su mejor juego. Para la clase de jugador que es debería haber gravitado más. Blazina (7): Pasaje de esplendor. Clave en el comienzo del complemento. Pérez (8): Un distinto, cada vez mejor. Como el whisky: edición especial. Alston (9): Destacadisimo. Asaravicius (4): Nulo aporte. Erroizarena (3): No entró nunca en juego. Wenzell (4): No gravitó. Castrillón (6): Rotó el plantel y por momentos se vio superado. Los pilares nunca le fallaron.

CORDÓN

Nobile (6): Fue en ascenso. De llamita a llamarada. Manejó el ritmo del juego. Pase deluxe a Blackwell en la penúltima. Viana (6): Jugó como quiso y siempre empujó. Sociedad perfecta con su amigo. Rememoraron su adolescencia con la casaca olimpista. Aristimuño (4): Se cargó de faltas rápidamente y cuando volvió entró desenfocado, aun así, pudo retornar para cerrarlo. González (4): Un muy buen primer cuarto y poco más. Borrallo hipotecó sus chances de volver. Blackwell (7): Jugador hecho para este certamen. Luchador y querendon. Sufrió más de la cuenta en defensa. Bartesaghi (4): Cri cri, cri cri. Della Mea (3): No cooperó. Borrallo (7): El hombre albiceleste. Bailó con la más defensa pero tuvo su recompensa a la hora de atacar. Gran partido. Ledanis (4): Entró a dar respiro y no fue solución. Palacios (5): Su equipo le peleó de igual a igual al candidato. Corrigió sobre la marcha y le salió bien, la rotación dejó alguna duda, pudo cerrar con Aristimuño.

EL VAR

Adrián Vázquez, Enrique Ferreira y Andrés Bustelo (6): Partido sin grandes sobresaltos. Hubo pequeños errores para ambos lados. Un antideportivo, lo más cuestionable del juego.

_______________________

Lo destacado

El extranjero mirasol no para de salvar exámenes con notas altísimas. Ante una prueba de exigencia como lo era Perris Blackwell, el pequeño retacón luchó, reboteó, anotó, asistió, cortinó y se dio el lujo de quedarse con la última y subir con la poca fuerza que le quedaba para anotar y abrochar el juego. 26 puntos, 14 rebotes, 2 asistencias y 1 taponazo son algunas de sus estadísticas. Este muchacho está volando cada vez más Alston...

Lo distinto

El frío del Palacio Peñarol ya es conocido por todos pero esta vez hizo estragos en los presentes. Ni las camperitas, ni las camperas, ni los camperones alcanzaban esta noche. Los mirasoles que esperaban en el banco lo combatieron utilizando la popular “bicicleta ergométrica” para calentar sus músculos. La receta carbonera despertó a algún avivado que durante el descanso se acercó y aprovechó para entrar en calor.