Culminado el juego entre Defensor y Cordón, Básquet Total fue en busca de Estefani Fajardo, una de las goleadoras del partido. Ella nos comentó como sintió ella este partido y como se preparan para la recta final del torneo.

Dominadoras de principio a fin, las violetas sabían cual era la clave para poder llevarse el juego. Las locales también tuvieron un gran porcentaje desde los tiros de tres puntos: “El procentaje está bien. Al final, estuvimos presionando y eso fue lo que nos dio resultado. Ese era nuestro objetivo: quitar la pelota para poder hacer más puntos.”

“Al comienzo tuvimos una muy buena renta, eso es el resultado del partido. Todas presionamos, cuando salía una, entraba otra con la mentalidad al 1000% y no bajaba el rendimiento del equipo. Eso nos ayudó bastante como equipo”, manifestó la pívot sobre como el equipo no baja el nivel de competitividad, a pesar de las rotaciones.

Bohemios, Hebraica y Malvín se asoman en el horizonte de las fusionadas, que están dispuestas a superar su marca del año pasado: las semifinales: “El año pasado yo no estaba como extranjera. Me dijeron que el no haber podido pasar a la final, hace que este año vayamos con más ganas y con más fuerza. Estamos más preparadas y si vamos con esa mentalidad de que estamos listas y de que hay que jugar fuerte y duro abajo, vamos a salir campeonas.”

Nacida en Venezuela, Estefani se siente muy a gusto en Defensor, donde tiene un gran vínculo: “Yo el año pasado estaba jugando en Chile. Este año me vine para Uruguay y me ofrecieron jugar en Bohemios y en Malvín, pero por problemas, me quedé acá. Y ahora estoy con este gran equipo, que es una familia que me recibe. Las chicas son súper buenas conmigo.”

El 7 de Julio tuvo lugar la final del Europeo Femenino en el cual, España derrotó a Francia y se coronó campeona de dicho certamen: “España es un equipo, después de Estados Unidos, muy fuerte. Ahí se puede aprender mucho. Cada vez que alguien mira ese tipo de partido y de los de WNBA, una aprende mucho como jugadora y va ayuda a crecer.”

“Esta victoria va para Dios y para mi familia, que siempre están ahí apoyándome desde pequeña. Ahora que estoy acá, ellos no pueden venir a verme, pero siempre me están dando su aliento y este triunfo es para ellos”, concluyó diciendo la número 29, que a pesar de la distancia, no se olvida de quienes cuidan de ella a unos cuantos kilómetros.