Cordón venció a Miramar en el pico pendiente de la sexta fecha. Federico "Flecha" Della Mea fue la figura del polemico triunfo, que le permite al albiceleste seguir puntero en el torneo.

Albicelestes y monitos cerraban la sexta fecha de El Metro en el Julio Zito, se reanudó con 8 minutos por jugar del tercer cuarto, con el local ganando 41-36

En el comienzo del pico, Cordón defendió muy bien, Nobile en primera línea y Perris sobre Riauka fueron los estandartes defensivos del albiceleste, que en 4 minutos del tercero abrió una renta de nueve puntos. Por su parte, Martín Trelles asumiendo desde la conducción y goleó, hizo que el monito achicara rentas y se fuera al epílogo perdiendo 49-43.

Con un 8-0 de la visita se abrió el último cuarto, transiciones rápidas de Soto y bombazos de Trelles y Rodríguez hicieron que Miramar pasara a dominar el encuentro, lo más extraño de esto es que la reacción fue sin Riauka en cancha. La zona complicó muchísimo a los dirigidos por Palacios, que se quedaron sin gol en este transcurso de juego, sin poder vulnerar la defensa zonal de los de Yaquinta. Luego de esto, ocho puntos de forma casi consecutiva de Fefo Della Mea le devolvieron la ventaja al albiceleste, que Miramar con triples de Trelles y Gallo descontó para mantener el partido tanto a tanto hasta el final.
El final no dio tregua, intercambiaron gol por gol, un bombazo de Emi González a falta de 1.20 para el cierre le daba una ventaja de tres puntos al local (66-63), en la recarga un golazo de Matías Gallo ponía al mono a uno a 33 segundos del final.

Andy Aristimuño de inteligente lectura en el final, fue hasta abajo y recibió la falta, embocando 1/2 para seguir ganando, ahora 67-65 a falta de 14 segundos. En esos 14 segundos pasó de todo, Miramar repuso en ofensiva, Trelles tiro de tres para ganarlo y Soto en el rebote, le gana dos veces a los internos albicelestes y sube, en la primera parece ser infracción, pero la segunda vez que ataca el aro, la infracción es muy clara. Debió haber tenido libres Soto para empatar el partido, pero la falta no fue sancionada y la victoria se quedó abajo del puente, en cifras definitivas 67-65.