Miramar venció a Colón 72-61 en un partido bárbaro de Matías Gallo y de esta forma está a un partido de subirse a la punta.

Resumen del partido

El arranque fue con mucho movimiento. De la mano de Pomoli y con un la defensa sólida, el equipo de Zaballa manejó una ventaja interesante que provocó un rápido pedido de minuto por parte de Yaquinta. A partir de ahí el juego se emparejó pero disminuyó su nivel. Miramar no encontró vías claras de gol y se apuró cuando no vio soluciones. Eso lo aprovechó el equipo local para abrir once de ventaja y así cerrar el chico.
En el segundo la diferencia se achicó. Matias Gallo tuvo un buen ingreso tanto en ataque como defendiendo a Pomoli y la visita encontró a Riauka más seguido para que lastime en la pintura. De esta forma el lituano se volvió amo y señor del juego y Miramar llegó a empatar. Su buena defensa y la desprolijidad del rival le permitió irse al descanso largo solo dos puntos abajo, 29-31.

El tercero fue tremendo. Comenzó con Miramar corriendo, generando de afuera hacia adentro y lastimando a un Colon sin ideas. Todos aportaron y con Riauka ganándole claramente el duelo a Dida, los monos abrieron hasta nueve puntos. La vuelta a la cancha de Pomoli y la entrada de Girbau fueron claves para que con una zona, los de Zaballa rápidamente emparejaran las acciones. Un gran parcial con una defensa asfixiante y una presión a toda la cancha fue vital para pasar nuevamente e irse tres arriba al último chico, 51-48. El último cuarto tuvo tintes del tercero. Miramar se adueñó del juego y con un parcial de 24-10 en diez minutos pasó de perder por tres a nuevamente tomar el control. Corrió nuevamente la cancha, encontró goles desde afuera de los 6,75 y puso libres para decidir el partido. Un gran pasaje de Martín Trelles, quien conociendo como nadie el parquet de Bohemios puso una bomba desde la esquina que hizo delirar a la hinchada de los monos. De todas formas, Colón con mas ganas que juego se llegó a poner a cuatro puntos con un minuto por jugar. Pero entonces una bomba tremenda de Maxi Botta le permitió otra vez sacar siete y no perderlo más. Luego con libres cerró el juego 72-61 y se prende arriba con un juego pendiente.

UNO x UNO

COLÓN

Álvarez (5): Debe mejorar la toma de decisiones. Peleado con el tiro. Pomoli (7): A veces peca de egoísta pero otras se lo ve muy sólo. No puede errar siete libres. Pose (5): Entreveradísimo. Pereira (6): Peleado con el aro, de todas formas muchísimas ganas. Dida (4): Un rebote. Uno. Define su partido. Girbau (5): A falta de centimetros, puso muchísimas ganas para intentar frenar a Riauka. López (5): Ganas. Muchas. De León (2): No le salió nada. A.Marote- I.Marote (-): Instantes en cancha. Zaballa (4): Rarísima rotación. Da la sensación que algo debe cambiar.

MIRAMAR

Wohlwend (5): No fue su mejor juego, de todas formas tras su reingreso levantó el nivel. Trelles (6): De menos a más. Una bomba clave en el cierre. Soto (6): Muchos recursos en ofensiva. Botta (6): El triple que decidió el juego. Riauka (7): Amo y señor de la pintura. Erró bastante. Gallo (7): Destacado. Viotti (6): Buenos minutos. Rodríguez (5): No desentonó. Yaquinta (7): Apostó por Gallo y le salió bárbaro. Encuentra variantes cuando no ve soluciones, y por lo general, le salieron bien.

EL VAR

Borghini, Rial, Da Rosa (6). Sin grandes errores, llevaron bien el juego.

_______________________

Lo destacado

El partido venía complicado. Pomoli arrasaba con 12 puntos en los primeros diez minutos. Yaquinta necesitaba un cambio. Y ahí fue cuando mandó a la cancha a Matías Gallo. El hombre oriundo de Fray Bentos se puso como una garrapata en al defensa ante el escolta de Colón y lo bajó a sólo dos puntos en ese período. Además, el atrevido de Matías tiró alguna fantasía para delirio de los monos presentes y cuando finalizó el partido terminó aplaudido por todo el plantel. Terminó con 9 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y un +/- de 15, el más alto de la noche. ¡Partidazo!

Lo distinto

Generalmente esta sección es para mostrar hechos fuera de lo común o cosas que caracterizan nuestro básquet. Sin embargo, hoy vamos a ir por otro rumbo. Una vez finalizado el partido, nos enteramos que una de las figuras del encuentro, Matías Gallo había sufrido una pérdida muy importante el día anterior el juego. A pesar de dicho suceso, el jugador quiso participar del encuentro y terminó siendo muy importante. Desde Basquet Total le envíamos un abrazo a toda la familia Gallo Bevegni y nuestro pesar por dicha pérdida.