Trouville venció de buena manera a Olimpia en condición de local, cerrando de esta manera una muy buena primera rueda en el Torneo Sub 23. Fabrizio Viacava fue uno de los aportes interesantes que tuvo el equipo.

“Primero que nada la sensación es de felicidad, muy contento por el triunfo, sabíamos que Olímpia venía en racha positiva y con buenos jugadores sub 23. En cuanto a nosotros, estábamos determinados a no dejar más puntos atrás. Dejamos pasar un punto importante con Urunday y la semana pasada no pudimos con Malvin en un partido parejo. Necesitábamos tanto emocionalmente como basquetbolisticamente volver al triunfo para mantenernos en lo alto de la tabla.” comenzó expresando Viacava.

Sobre el trámite del juego dijo: “Creo que a ambos equipos nos costó entrar en partido. En cuanto a nosotros en el primer tiempo, tuvimos muchas pérdidas continuas y poca efectividad en ataque, ellos se cerraron bien y se nos hacía difícil convertir, sin embargo, Olímpia no tuvo tampoco la claridad necesaria para tomar ventaja. El segundo tiempo, ya con otra cabeza, salimos a ganarlo. Siempre tratamos de aprovechar las corridas, creo que es un fuerte en nuestro equipo y al poder concretar, gracias a sus pérdidas, logramos esa diferencia en el score y poder cerrar tranquilos el partido.”

Una vez más, como ya ha ocurrido en reiteradas oportunidades, Trouville tuvo rendimientos parejos en su equipo: “Lo bueno de este equipo es la amplia rotación. Eso, sumado a que nos entendemos bien en la cancha, nos da la confianza y la capacidad para ganar los partidos. Somos una gran familia adentro y afuera y de la cancha. Sabemos lo que puede aportar cada jugador, tenemos los roles bien marcados y eso es esencial para ganar. El objetivo es tratar de aprovecharlo al máximo y más que nada, siempre pensando en lo mejor para el equipo.”

Trouville hizo una muy buena primera rueda, con 8 triunfos y 4 derrotas: “El balance es muy positivo. Quiero recalcar que hoy en día este es un plantel formado mayoritariamente por juveniles. Entrenamos muy duro toda la semana, y sabemos que para ganar, tenemos que jugar un buen básquet. Todavía falta mucho, hay buenos equipos, pero creo que es importante seguir por este camino y trabajar aún más para corregir los errores. No es un campeonato fácil pero el techo nos lo ponemos nosotros mismos.”

Tanto Marcos Marotta como Alex López estuvieron presentes en el juego y actualmente comparten entrenamientos con varios juveniles: “Hoy en día tengo la suerte de poder entrenar tanto con ellos como con varios jugadores que juegan liga. Como jugador en formación, te puedo asegurar que no hay sensación más linda que esa y estoy más que agradecido por tener esa posibilidad. Cuando estas con ellos das un 200% de vos mismo, ves el básquet de otra manera. Quiero destacar el compromiso que tienen tanto conmigo como con todos los que tenemos la suerte de entrenar con ellos. Te corrigen, te motivan, están pendientes, todo lo que un pibe siempre quiso de chico, estar ahí con ellos y poder jugar juntos. Que hoy en día vengan a verte jugar es algo difícil de explicar con palabras.”