En la última fecha de la primer ronda y de la mano de un gran Joaquín Pascual, Urunday Universitario venció a Nacional y comienza a renacer en la tabla de la serie LUB del Torneo Sub 23.

El estudioso formó con Giovanni Corbisiero, Mateo Pérez, Joaquín Pascual, Gastón Martínez y Valentino De Agostino. En tanto, el tricolor salió a la cancha con Juan Ruíz, Angelo Romero, Ignacio Juárez, Juan Manuel Vidal y Adrián Rodríguez.

El partido empezó con muchas pérdidas por parte de ambos, ya sea tirando las pelotas afuera de la cancha en los pases, o que la pelota se escapaba de las manos de los que la recibían. El bolso tuvo su fortaleza con Rodríguez en el poste, mientras que el local hacía sus puntos con Martínez corriendo la cancha y anotando. El resto del cuarto se mantuvo parejo con Rodríguez aportando libres, siendo estos contrarrestados por Pascual y sus siete puntos. Una bomba de Pérez sobre la chicharra hizo que los locatarios terminaran arriba por la mínima.

Ya entrado el segundo cuarto, ambos planteles seguían peleados con la bocha, incluso haciendo que varios ataques terminen en nada. Con un parcial de 13–5, el equipo del Prado se empezó a liberar y a sentirse más cómodo, mientras que su rival no tenía una vía de gol clara. Con un goleo repartido y una buena defensa, los de Javier Masner sacaban una ventaja de nueve. Una bomba de Martín Quiroga y otra de Juan Domínguez acercaban al tricolor, pero los libres de Corbisiero al final del chico indicaron que Urunday se iba al descanso largo arriba 37 a 32.

La segunda mitad tuvo al verde del Prado como gran protagonista, ya que a pesar de que nuevamente ambos no encontraban el gol, este supo capitalizar la falta de puntería de la visita y de la mano de un gran Pedro Tortora y el propio Pascual, colocaron un parcial de 15-3 que fue casi definitivo. Los dirigidos por Andrés Antúnez, con siete puntos en el cuarto, cuatro de esos siete fueron desde la línea del personal y el restante fue un tiro de tres. Era evidente que Nacional estaba peleado con el aro y la pelota no quería entrar, sumado a la desconcentración con los pases y las malas decisiones. Con todo este panorama, el equipo de la calle Joaquín Suárez entraba al último cuarto estirando su ventaja a 13 puntos.

Para el último capítulo, los de la Blanqueada se rehusaron a dar por perdido el juego y arrancaron con una presión asfixiante. Un rápido parcial de 8–1 con un Ruíz inspiradísimo, le daba esperanzas al equipo de la calle Comandante Braga. Sin embargo, Urunday no se achicó y en tres ataques, le hizo seis puntos y dos triples de Pascual y Tortora, dilapidaron la ilusión tricolor. El juego hasta el final fue tanto a tanto, con los estudiosos manteniendo su ventaja y así poder cerrar un nuevo triunfo por cifras de 76 a 58.

En el ganador brillaron Joaquín Pascual y Mateo Pérez, con 26 y 10 puntos respectivamente. En el perdedor, se destacaron Adrián Rodríguez con 14 unidades y Juan Ruiz con 12.