En nombre de todos los indios, Tabaré soportó la invasión colonial y se llevó un punto fundamental ante Colón.

Resumen del partido

El momento y la cercanía de ambos equipos en la tabla hacía de este un partido clave de cara a futuro. El indio arrancó mejor y con Tortajada como gran figura empezó al frente, sin embargo, se acomodó rápidamente el conjunto de San Martín y Fomento gracias a Pomoli y Dida hasta pasar al frente, pero una vez más apareció Tortajada para adelantar a Tabaré 20-17 del primer cuarto.

El segundo cuarto trajo cambios en el juego ya que con bombazos de Pomoli y Hernán Álvarez desde la banca pasó Colón al frente. Santerini movió el banco y encontró soluciones en la tribu de suplentes, El cacique Johnny Rodríguez como siempre entró a flechazo limpio, más los aportes valiosos de Colman y Morena en conducción, fueron variantes claves de recambio.  Cuando parecía que el segundo cuarto terminaba en unipersonal de Johnny, aparecieron Nicola y Hernán con triples para acortar e irse al descanso largo abajo 42-40.

En el tercero Colón una vez más arrancó mejor, y gracias a la intensidad del Pata Pereira y el oportunismo de Pose igualó. El cumpleañero Gonzalo Díaz salió cambiado y tras un primer tiempo para el olvido, se unió a Facundo Medina para jugar entre ambos un excelente tercer cuarto que le permitió al “Indio” abrir 8 al término del tercero, 63-55.

Colón intentó la última reacción, el partido fue ganando en voltaje y nerviosismo, y se picó bastante. La visita equivocó caminos, perdió la claridad y se enfocó en el arbitraje, que no manejó el cierre de la mejor forma. Cuando Tabaré abrió una renta de diez puntos que parecía demasiado, comenzó la lluvia de técnicos y el partido se desnaturalizó por completo. Medina siguió anotando a placer y Colón remando hasta el final. Una gran victoria para los dirigidos por Santerini 91-76, cimentada en el juego colectivo y la rotación del plantel, el “Indio” está más vivo que nunca y no se deja conquistar su feudo.

UNO x UNO

TABARÉ

Rivas (5): Sólido en la conducción. Díaz (7): Dr. Jekyll y Mr. Hyde, mal primer tiempo y gran segundo. Medina (8): Desequilibrante, asumiendo sin forzar. Ramírez (4): Estaba dando su mano en defensa y salió sentido, ¡que no sea nada! Tortajada (8): Excelente labor en ambos costados de la cancha. Rodríguez (8): Utilitario como siempre, con una mano asesina, desmoralizante para el rival. Morena (6): Intenso en defensa. Colman (7): Excelente aporte de un conocedor de la divisional. Couto, Pernas, García y Retamoso (-): Breve pasaje en cancha. Santerini (8): Manejó con sabiduría la rotación y encontró siempre variantes atrás y adelante.

COLÓN

Pose (5): Mejoró al final, tras un mal arranque. Pomoli (7): A veces fuerza mucho, pero genera muchísimo en un equipo con problemas ofensivos C. Pereira (3): La entrega de siempre, con poca claridad. Girbau  (4): Maquilló al final una noche complicada. Dida (4): Por escasos momentos rindió, la mayoría de la noche pareció un criollo. Álvarez (5): Aceptable ingreso. De León (4): Poco tiempo y poco aporte. López y Marote (-): Poco tiempo en cancha. Zaballa (4): Poca rotación, escaso funcionamiento colectivo ofensivo, sin ideas.

EL VAR

Andrés Bartel, Diego Gomez y Aliné García (5): A pesar del malestar en Colón, lo llevaron bien hasta el final, donde sí se desdibujó. Demasiadas faltas y demasiadas técnicas, le faltó tacto en el cierre.

_______________________

Lo destacado

Podría ser Medina que la rompió una vez más, pero todos los que presenciamos el partido sabemos que el juego colectivo y la mayor cantidad de variantes empleada por Santerini fue lo que inclinó el juego. En un plantel sin extranjeros ni grandes figuras, todos dan su mano; en un momento el gol venía de Tortajada, luego Johnny, después Díaz y siempre Medina. También en el costado defensivo se notaron estas variantes para mantener la intensidad, frente a un equipo con menos opciones.

Lo distinto

En el día de su cumpleaños, el joven escolta “Indio” tuvo una noche rara. Para el olvido en el primer tiempo, sin puntos ni claridad. No sabemos si “Gonchi” Díaz sopló las velitas en el entretiempo o el cacique Johnny le dio las flechas en el descanso, lo cierto es que Díaz salió renovado y demostró que no se equivocaron cuando anotaron su fecha de nacimiento.