Una nueva bomba explotó en la NBA esta jornada con el reencuentro de dos super estrellas haciendo, nuevamente, mover el mercado.

Desde la salida de Paul George a Los Angeles Clippers, era un secreto a voces que la otra estrella del equipo, Russel Westbrook, le había solocitado a la franquicia ser traspasado. Los rumores lo colocaban en Miami Heat como primera opción, sin embargo el traspaso hacia la Florida demoró varíos días desde los rumores iniciales y eso hizo pensar que Sam Presti (General Manager de Oklahoma) estaba cuadrando otro destino.

Así fue que el armador que llevaba 11 años en la franquicia Thunder, pasó a los Rockets de Houston donde volverá a compartir vestuario con James Harden, otrora compañero en el equipo de Oklahoma, donde llegaron a las finales de 2012 y que perderían ante los Heat de LeBron James y Dwyane Wade.

De esta forma, OKC recibe a Chris Paul, dos elecciones de primera ronda para 2024 y 2026 y dos derechos a cambiar picks para 2021 y 2025 y el equipo texano al MVP de la temporada 2016/2017, Russel Westbrook. Los dirigidos por Mike D’antoni arman un verdadero cuadrazo no sólo juntando a dos MVP como Harden y Mr. Triple Doble, sino completando una plantilla de ensueño con Capela, Gordon, PJ Tucker entre otros. El oeste va a estar más ardiente que nunca.