Con una gran actuación de Khapri Alston, Peñarol venció como local a Miramar y se mantiene como uno de los tres invictos del torneo.

Resumen del partido

En el Palacio Peñarol se enfrentaban Peñarol y Miramar, dos de los cuatro invictos que tenía el torneo hasta la noche de hoy, Los primeros habían cosechado tres triunfos, mientras que los segundos, que tuvieron fecha libre en la jornada inicial, consiguieron dos victorias en la misma cantidad de presentaciones.

Los dirigidos por Diego Castrillón saltaron a la cancha con Salvador Zanotta, Diego Álvarez, Juan Wenzel, Agustín Zuvich y Khapri Alston. Por su parte, los comandados por Esteban Yaquinta comenzaron con Santiago Wohlwend, Martín Trelles, Federico Soto, Maximiliano Botta y el lituano Zygimantas Riauka. La terna arbitral la conformaron Gonzalo Salgueiro, David Nadruz y Martín Guberna.

El encuentro presentó un comienzo netamente favorable al conjunto locatario, que con un buen aporte ofensivo de Diego Álvarez en el perímetro y de Khapri Alston en la pintura, más lo que generaba en la base Salvador Zanotta, lograba abrir una prematura ventaja de 14 unidades (16-2). El elenco visitante tenía serios problemas defensivos, mientras que en el otro costado del rectángulo Santiago Wohlwend parecía ser el único jugador capaz de hacer una jugada que pudiera terminar en puntos para su equipo. Un par de anotaciones de Zygimantas Riauka y Maximiliano Botta, hacían que los de la calle Santiago Gadea achicaran la diferencia en el electrónico. No obstante, a través del pick and roll que llevaban a cabo Zanotta y Zuvich, el aurinegro volvía a sacar una renta de 15 puntos al promediar el segundo periodo. A partir de ese momento, el juego dio un giro de 180° que los presentes en el Palacio no creían que pudiera acontecer. De la mano de un Martín Trelles totalmente prendido fuego desde más allá de los 6.75 metros, más una defensa colectiva que rozaba la perfección, el mono colocó un lapidario parcial de 21-0, que les daba la posibilidad de pasar al frente por primera vez en la noche. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 44 a 38.

Luego de haber tenido un cierre de etapa inicial para el olvido, el carbonero salió a disputar el complemento con un cambio de actitud significativo. Con Alston y Asaravicius como estandartes, el dueño de casa logró colocar un 14-0, que le permitía volver a tener el control de las acciones. Los dirigidos por Esteban Yaquinta estuvieron prácticamente seis minutos sin anotar, racha que terminó gracias a un triple de Agustín Viotti, que sirvió para comenzar una reacción, que hizo que el visitante igualara el score en 52 puntos por bando. El regreso al parqué de Agustín Zuvich, que en el primer tiempo había cometido cuatro faltas, fue determinante para que el mirasol pudiera irse al último descanso con una renta a su favor de siete unidades. En los primeros compases del periodo final, los comandados por Diego Castrillón se dedicaron a administrar la diferencia en el tanteador, siendo importante para ello la doble base conformada por Zanotta y Álvarez. Miramar se fue quedando sin gol, mientras que sus principales figuras se fueron quedando sin energía, lo que repercutió sobre todo a la hora de seguir defendiendo como lo hicieron durante de gran parte del partido. Finalmente, Peñarol se quedó con el triunfo por 84 a 73 y de esa manera se mantiene como uno de los tres invictos de El Metro, con un balance de 4-0.

 

UNO x UNO

PEÑAROL

Zanotta (8): Es el 🌡 del equipo, cuando se pone las 🔋 es determinante en la divisional. Álvarez (6): Fue muy importante desde el perímetro, apareciendo con un par de 💣 cuando el carbonero más lo precisaba. Wenzel (6): Aporta en todos los rubros, un todoterreno.  Zuvich (4): Se cargó rápidamente de faltas y no estuvo para nada fino con el lanzamiento a distancia. Alston (9): El destacado. Asaravicius (6): Le puso muchísima intensidad a la defensa, en ataque abusó del triple. Blazina (4): No fue la noche del escolta, peleado con el aro y desatento en la marca. Pérez (5): El gran trabajo de Alston le quitó participación, cuando estuvo en cancha no desentonó. García Morandi (-): Escasos minutos. Castrillón (6): Luego del cierre de primer tiempo nefasto que tuvo su equipo, supo realizar los ajustes que pedía el encuentro y en el complemento no tuvo que pasar ningún sobresalto.

MIRAMAR

Wohlwend (6): Puso la cara en el peor momento de su equipo, no erró desde más allá de los 6.75 metros. Trelles (7): Determinante en el parcial de 21-0, totalmente prendido 🔥 en ese pasaje del juego. Soto (3): Desaparecido. No le entró una bola y como si fuera poco cometió cinco faltas. Botta (4): En defensa le costó tener que fajarse con internos de buena movilidad, mientras que en ataque su aporte fue nulo. Riauka (7): Las pocas veces que lo alimentaron bien la mandó a guardar. Viotti (6): Su ingreso desde el banco fue sumamente productivo. En el debe quedó su bajo porcentaje en libres. Olivera (3): No pudo entrar en el ritmo que tenía el partido, en defensa dio grandes ventajas. Gallo (5): Se prendió bien atrás, adelante no logró soltarse. Rodríguez (5): Tal vez debió tener una mayor participación, sobre todo cuando al monito no le salía nada. Yaquinta (4): Demoró mucho tiempo en darse cuenta por donde pasaba el juego, le dio demasiada participación a jugadores que no aportaban a la causa.

EL VAR

Gonzalo Salgueiro, David Nadruz y Martín Guberna (5): Primer tiempo más que aceptable, en el cual prácticamente no cometieron errores. En el complemento dejaron jugar menos, por lo tanto fue mucho más entrecortado, en donde se pudieron observar varias protestas, tanto de los jugadores como de los hinchas.

_______________________

Lo destacado

El día que Peñarol hizo la presentación oficial de su plantel, se alzaron muchas voces criticando al extranjero que había contratado el conjunto mirasol. Su baja estatura para la posición que debía ocupar, sumado al aparente exceso de peso y el bajo rendimiento que tuvo en su debut, lo pusieron rápidamente en cuestionamiento. Sin embargo, en estos primeros partidos oficiales, Khapri se encargó de demostrar en el rectángulo lo que vale, siendo el goleador y máximo rebotero del equipo. En la noche de hoy fue gran figura, aportando 26 puntos, 14 rebotes, 4 robos, 2 tapas y 4 faltas recibidas, para una valoración de 36.

Lo distinto

En está jornada se cumplió un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1973, lo que marcó el comienzo lamentablemente a la dictadura, una etapa muy oscura de nuestro país, en la que desaparecieron cientos de personas. En el Palacio Peñarol se pudo observar una pancarta en medio de la parcialidad local, que hacía clara referencia a ese triste episodio. Muchas veces nos encargamos de criticar o rechazar algunas actitudes de los hinchas, sin embargo, este tipo de iniciativa demuestra que no todo está perdido y que en esta lucha todos tiramos para el mismo lado, vistiendo la misma camiseta. Han pasado 46 años y todavía nos seguimos preguntando, ¿Dónde están?.