Biguá en condición de local derrotó 66-58 a Goes para pasar a liderar la serie LUB del Torneo Sub 23.

El arranque del partido fue muy mal jugado. El dueño de casa gozó de la mano caliente de Arévalo que convirtió los primeros nueve puntos de su equipo, desde más allá de los 6.75. En el misionero+ era todo muy forzado, le costaba mucho jugar y además, erró una infinidad de libres. El “Pato” ganaba 13-4, a pesar de no jugar bien y abusar del tiro exterior. Es que la visita se daba la licencia de no regresar a defender, y esto le permitió correr muy fácil la cancha. Mejor tarea defensivamente y un doble de Castro sobre la chicharra le alcanzó a los de Reig, para terminar el primer cuarto 13-9 abajo.

En el segundo cuarto, el trámite del juego se mantuvo igual. Dentro de un partido muy feo de ver, el locatario manejaba una renta de 5-6 unidades. En el equipo de Plaza de las Misiones, comenzó a gravitar de gran manera el venezolano Logan Moncada en las cercanías al aro. A Biguá le costaba muchísimo jugar en el 5x5, Goes defensivamente no pasaba zozobras y un triple de Moncada que era la figura excluyente en ofensiva, igualó las acciones en 22 restando 1:40 para el final del primer tiempo, lo que obligó a Ibón a solicitar minuto de tiempo. Lo único que hubo tras esto, fue un doble convertido por Benavides, terminando victorioso el de Villa Biarritz 24-22 la primera mitad.

En el complemento creció considerablemente el nivel, mucho más goleado y cambiante en cuanto al liderazgo del score. Goes encontró gol exterior en manos de Gutiérrez y Sosa, que colocó dos triples consecutivos. Los dirigidos por Reig no pudieron tomar una ventaja mayor a 2 unidades en su mejor pasaje y eso lo sufrieron. El de Ibón, se aburrió de tomar rebotes ofensivos, tirando dos y hasta tres veces por ataque. Además, aprovechó las siestas misioneras para volver a defender y el cierre del cuarto fue letal a favor del local, que ingresó 9 arriba al último cuarto, 45-36.

Ruiz colocó 5 unidades seguidas para poner a Goes solamente 4 abajo en el inicio del último chico, pero le pagaron con la misma moneda en la recarga, para que los de Villa Biarritz vuelvan a tomar 7 de renta. Los minutos pasaban y el juego se mantenía sin definirse, ya que el de Plaza de las Misiones luchaba y Biguá parecía mantener la renta. La insistencia del equipo visitante, con una defensa contagiosa hizo que llegaran sus frutos y con libres y conversiones de Moncada y Gutiérrez las acciones se igualaron en 54, con 2:20 por jugar.

Los de Ibón cerraron mucho mejor el partido y Arévalo apareció para colocar 6 unidades seguidas pasando a ganar 60-54, pero posteriormente, el protagonista debió abandonar el juego por su quinta personal. Una vez más con mucho amor propio, Goes lo trajo, se llegó a colocar a 2 e incluso tuvo la bola para empatar pero falló. En la recarga, Biguá tomó 4 de renta con 42 segundos por jugar y terminó de cerrar una buena victoria con libres. Ganó Biguá 66-58.