El sábado Peñarol debutó en El Metro como local y consiguió su segundo triunfo en el certamen. En un gran partido en lo colectivo y donde destacaron muchos, Imanol Asaravicus fue de los que más aprovechó sus minutos y luego del partido dialogó con Básquet Total.

La primera reflexión de oriundo de Defensor Sporting apuntó a lo global: “Fue un partido de los más complicados, el resultado capaz que no lo refleja, pero Danubio lo peleó hasta el final. Por suerte nosotros lo pudimos sacar adelante en forma colectiva y eso fue lo que nos dio el triunfo”.

También se refirió a sus minutos, que fueron muchos y muy buenos: “Hoy se me dio el tiro y tiré, pero también es verdad que erré mucho, así que desde ese lugar hay siempre para seguir creciendo. Pero creo que no fui solo yo, todos supimos sumar desde el lugar que nos toca, no solo con los puntos: Kaphri, Agustín (Zuvich), Diego (Álvarez), Salvador (Zanotta), todos cuando pisamos la cancha, aportamos algo y por eso nos llevamos la victoria”.

Más allá de lo gratificante que es tener buenas actuaciones individuales y más con la sana competencia que hay en un plantel largo como el de Peñarol, Asaravicius no se alejó ni un centímetro de los objetivos en lo colectivo: “No tenemos que perder de vista nunca que el único objetivo acá es que el equipo gane. Hay veces que te toca jugar más y hay veces que te toca jugar menos, pero el foco tiene que estar siempre en aportarle al equipo lo que el equipo necesita de cada uno”.

El plantel se conoce y hay detalles que aún se continúan ajustando. Así se refirió Imanol a la realidad diaria del grupo: “Nosotros estamos enfocados en el trabajo que tenemos que hacer y eso empieza en las practicas. Hoy si bien ganamos, tenemos mucho para corregir que para conseguir nuestro objetivo lo tenemos que mejorar. Tenemos que ser meticulosos a la hora de trabajar y en el método para seguir mejorando partido a partido. Lógicamente hoy era un partido importante, el primero en casa y la gente ayudo mucho alentando como siempre”.

Para concluir, también se refirió a los incidentes con la humedad que han llevado a varias suspensiones y en como vive la previa de los partidos con la incertidumbre que muestran algunos rectángulos de juego: “Yo en lo personal, tengo el foco siempre en ganar. Si la cancha está húmeda o no, si me resbalo o no, creo que me tengo que caer dos o tres veces, o alguien más, para recién ahí poner el foco en otro lugar, cuando claramente no se puede jugar y poner en riesgo el físico. Pero hasta esos momentos en lo único que pensamos es en jugar al básquet”.