Olimpia venció a Biguá por 83 a 78 con Joaquín Núñez como figura, quien se acostumbró al clima y sacó ventajas de la noche húmeda.

El piso enjabonado hizo de su partida y complicó el juego que se volvió desprolijo sobre el comienzo. La iniciativa fue de Tiago Leites con sus rompimientos o buscando a Matías Navadian para el lanzamiento a distancia. Pero el Pato con sus ataques rápidos, aprovechando las segundas oportunidades y buenos pasajes de Nicolás Andreoli y Santiago Guerra, mantuvo la delantera en el score para irse arriba 21 a 16.

La máquina blanca ajustó la intensidad defensiva, lo que forzó a los de Biarritz a tirar de tres con la marca encima, y fluyó mejor en ataque con Joaquín Núñez y Leites. La rotación le funcionó a Enrich con buenos ingresos de Mathías Moreira y Franco Buffa, además de Enzo Delgado peleando en la pintura. Tras un cuarto muy favorable al local, se fueron ganando al descanso 40 a 33.

Biguá se hizo fuerte en los dos aros y colocó un rápido 9-0 con Andreoli inspirado. Cuando se venía la noche para los de Colón, apareció la mejor versión de Núñez con siete puntos de corrido para retomar la máxima de 10, además como joyita regalaron un hermoso alley oops junto a Navadian. Moreira siguió metiendo de tres y Buffa cortando por línea final para irse 64 a 53 al complemento.

En la reanudación se volvió un partido de francotiradores. Núñez clavó dos más de tres y Leites dejó su selló también, pero  del lado de en frente Santiago Russi y Corbo respondían por la misma vía. El Pato propuso una presión más alta tras minuto de Ibón y generó varios robos, pero que no los transformaron en puntos. En base a libres de Andreoli y Manuel Saavedra acortaron rápido para ponerse a tres a falta de de 17 segundos. Pero Leites prácticamente lo sentenciaba con dos desde la línea personal. Corbo dejó uno en la recontra y la gran figura de Olimpia, Núñez, lo terminó de liquidar en 83 a 78.