En una final soñada por los que amamos el basquet y cargada de nervios para los hinchas, Aguada consiguió su tan ansiada novena estrella.

PRIMER CUARTO

En un partido donde hay mucho en juego, generalmente el nerviosismo y la ansiedad ganan terreno entre los jugadores a la hora de ejecutar sus planes de juego. Contrario a esto, arrancó el encuentro con ambos equipos jugando buen basquet con una intensidad y agresividad muy alta, y buenos porcentajes de tiros exteriores. Comenzó con rompimientos fáciles al aro por parte de los dos, parciales iniciales de 8-0 a favor de Aguada y un rápido 7-0 de Malvín que nos demostraban que íbamos a tener una noche pareja. El playero buscó atacar con Millsap muy vertical al aro teniendo buenos réditos de arranque, luego cerró con habilitaciones al poste bajo a Blair saliendo de cortina diagonal, incontrolable para la defensa aguatera en ese pasaje del cuarto. Por el lado de Aguada, el juego de cinco abiertos que venia plasmando en estas finales, rompimientos al aro, con descargas a tiros exteriores, todo el tiempo buscando que ambos internos de Malvín tengan que ajustar al perímetro, logró sacar ventajas desde los segundos tiros, ya que cargó los rebotes ofensivos (12 en el primer tiempo). El rojiverde mostró un goleo repartido, Thorton con tiros exteriores no pudo influir en el juego, le costó jugar contra Blair y Hatila quienes le cortaron los goles cerca del aro de buena manera, tal es así que se dio temprano el ingreso de Izaguirre que tuvo un buen pasaje.

SEGUNDO CUARTO

Ambos equipos bajaron el ritmo en este comienzo de segundo cuarto, ofensivas estacionadas, en Malvín comenzó a dominar el juego desde el pick and roll, buscando triangular en cada opción que se presentaba, en esta tarea se rotaron como jugador con balón entre Mazzarino y Millsap (Aguada a esto le buscó la solución con fondos, y en el caso particular de Mazzarino, forzarlo a atacar hacia su mano izquierda). Por el lado ofensivo, el rojiverde buscando solo la primera opción, no terminaba de fluir la ofensiva, ponía todo en manos de Graham y Thorton desde triple poste. A mediados de este cuarto, se dio una clave del juego, tercera falta de Hatila quien debía irse sustituido. El aguatero sacó ventaja en los partidos anteriores cuando uno de los dos extranjeros no estaba en la pintura, tanto es así que en el partido anterior estuvieron en cancha Hatila 37 minutos y Blair 36, siendo determinantes en la victoria de Malvín en el juego 6.

TERCER CUARTO

Debido a lo recién comentado, Lopez arriesgó e hizo entrar a Hatila con tres faltas, decisión exitosa ya que jugó casi todo el cuarto sin problemas. Malvín salió a buscar Indirecta + pick para repartir el juego, lo hizo de gran manera con Mazzarino como abanderado. Por el lado de Aguada, se buscó con un juego poco claro, pases laterales y tiro del mejor ubicado, no se buscaron segundas opciones ni triangulaciones, pero con sus individualidades en una gran noche, más el dominio de los segundos tiros, le daba para estar en juego. Se hizo entrecortado a mediados del cuarto, muchos libres para ambos equipos, Millsap toma la iniciativa desde los picks de buena manera, por el lado de Aguada, forzaba Thorton en el bajo, sin éxito para anotar pero cargando de faltas a todo Malvín. El extranjero desde su agresividad ofensiva, recibió 13 faltas (una más que el resto de sus compañeros juntos) y metió 16/16 en libres. Su partido no fue vistoso, pero en silencio cumplió con su labor, así lo sufrió Malvín en su juego interno, gran diferencia con el juego 6. Sobre el cierre y en el último minuto se dio la cuarta de Hatila y de Blair, quien en este cuarto cometió dos faltas infantiles en desplazamiento lateral en el pick ofensivo.

CUARTO CUARTO

Dilema, con sus dos internos con cuatro faltas, Lopez decidió entrar con cinco chicos, sus internos fueron Millsap y Souberbielle durante gran parte del último cuarto. Y Como en toda situación de Mismatch, era difícil evaluar quien le iba a sacar más ventaja ofensiva en los emparejamientos Feeley-Souberbielle y Thorton-Millsap, que equipo se sentiría más cómodo jugando para la ventaja que el otro equipo le daba a nivel defensivo. La cuestión es que Malvín comenzó mejor, pasó a jugar con cinco abiertos, a Aguada se le hizo difícil de contener, no tenia piernas suficientes para las rotaciones con el personal que tenía en cancha, tanto es así que rápidamente entró Izaguirre por Thorton buscando emparejar. El rojiverde en ofensiva trancado, llegando directo a jugar la ventaja, balón al bajo para que sacara diferencia de centímetros, tanto Feeley como Thorton. Generalmente los problemas sacan un plus, ponen a los equipos más enfocados y agresivos, así fue como contrarrestó la desventaja de tamaño Malvín, jugadores más veloces, ayudando constantemente, yendo a doblar o hasta triplicar cada vez que la pelota fue al bajo, y aprovechando que Aguada no tenia plan B, lo pudo contener. En este lapso, Malvín pasó por cuatro, lo que hizo que Volcan pdiiera minuto de tiempo. Salió Aguada a hacer girar el balón en la ofensiva, consiguió un triple de Pereiras (de gran partido ofensivo con triples pesados) pero en la siguiente ofensiva nuevamente volvió a jugar a una sola opción. Malvín seguía con la ventaja atacando desde el pick como es su esencia, logró estar cinco arriba, controlaba el partido con sus internos en el banco, hasta que logró empatar el aguatero con un rompimiento de Taboada con finalización de mano izquierda, más gol y foul de Thorton tras pase de espaldas de Pereiras. Partido igualado y Lopez volvió con sus grandes. Triples de Graham, la gran figura en el cierre, contrarrestado por otro de Mazzarino. Se venía un final divino para los imparciales, e interminable para los hinchas. En el cierre, Graham se puso el equipo al hombro con tres bombazos y medio en los últimos 3:30 min (uno fue doble por pisar línea en un golazo sobre la defensa de Millsap). Malvín luchó por mantenerse en juego, un doble de Millsap, más gol y foul de Hatila mantuvieron la esperanza. Pero el partido se cerró cuando con ventaja de cuatro para Aguada, no se le cobró una falta a Millsap de tres, y en la recarga Thorton lo cerró con libres.

Se fue otra LUB, Aguada es el campeón en un partido hermoso por donde se lo mire.