Capurro comenzó con el pie derecho la Reclasificación, al vencer a Atenas en un juego complicado. Valeria Galli fue figura y goleadora de su equipo, y una vez finalizado el partido, habló con Básquet Total.

A pesar del triunfo, la número 5 de las Lobas, no está conforme con lo que el equipo mostró en cancha: "No estamos conformes porque nos dejamos meter 50 puntos. Ya en el segundo tiempo les quisimos bajar el goleo pero no lo pudimos lograr como hubiésemos querido".

Luego de mostrar buenos rendimientos en pasajes de la temporada pasada, en la que Capurro quedó a un partido de quedarse con la Copa de Plata, en la presente, las chicas no han logrado alcanzar aún el nivel deseado: "Todavía no lo alcanzamos. Estamos teniendo dificultades, ahora en las prácticas no estamos siendo muchas. Pero estamos conformes con el cambio de entrenador, apostamos a lo que el quiere trabajar con nosotras, pero tiene que cubrir pila de cosas. Porque en juegos básicos nos trancamos, nos cerramos y no podemos jugar como el Cacho (Jones) quisiera que nosotras jugáramos y como nosotras quisiéramos jugar".

Destacó la presión en el juego, la cual ensayan bien en su cancha y les da puntos de contraataque: "Tenemos que aprovechar cuando jugamos acá porque no hay mucho espacio para recorrer y es más fácil cerrar a las rivales".

Destacó también los ingresos desde la banca que trajeron algo distinto en momentos bravos del partido: "Cacho ya nos avisó que iba a rotar, que no iba a jugar siempre con un mismo quinteto. Cuando entrás tenés que entrar concentrada a intentar hacer lo mejor que puedas. Sacarte los nervios e intentar hacer mejor las cosas".

En el horizonte más cercano están Aguada y Olivol, rivales a vencer para alcanzar los playoffs y que le van a servir a Capurro para corregir aspectos del juego que aún no están tan pulidos: "Por suerte los partidos que quedan son peleados. Podemos intentar trabajar para poder sacar ventaja de ello".