Trouville derrotó a Atenas en cifras de 76-58 en su gimnasio por el Torneo Sub 23, volviendo al triunfo tras dos derrotas consecutivas.

El dueño de casa marcó la cancha desde el arranque del juego. Guillermo Curbelo contó con un buen comienzo de partido, no sólo anotando sino que también asistiendo. Además, defendía correctamente llevando a su rival a equivocar caminos en ataque. El partido promediando el cuarto estaba 11-0 y ya comenzaba a hacerse cuesta arriba para el ateniense. Nada cambió en los siguientes minutos, el balance defensivo del equipo visitante era muy pobre y Trouville lo hacía pagar una y otra vez, terminando el período inicial 21-8. Dentro del pobre nivel mostrado por los de Palermo, hubo cuatro unidades en manos de Da Silva.

El juego mantuvo la misma tónica en el segundo cuarto. La diferencia era muy amplia entre un equipo y otro. Trouville mantenía una intensidad que era difícil de empardar para Atenas. El equipo de Narbais no defendía, convirtiéndole muy facilmente. Fernández y Calone tuvieron muy buenos ingresos en el equipo locatario, con aportes interesantes en cuanto al goleo. Trouville sacó 21 unidades de ventaja (32-11) y se aburría de correr, ya que los de Palermo se olvidaban de volver a defender y les costaba una enormidad anotar, abusando excesivamente del pique. Los de Morales  se fueron al descanso largo con el pleito resuelto, con un score que marcaba 41-14.

El complemento debido a la diferencia entre los equipos sobró. Atenas mostró una mejoría desde lo actitudinal y también ofensivamente. Para ello, hubo un buen aporte de Da Silva y Castro. Trouville, poco a poco dismiunuyó su intensidad, pero igualmente mantuvo la renta con la que había terminado la primera parte ya que tuvo un buen porcentaje de acierto desde más allá de los 6.75 con conversiones de Viacava, Curbelo y Souza, ingresando a los últimos diez minutos de juego 59-31.

Nada quedaba por definirse, ya que el ganador quedó determinado muy temprano en la noche. El cuarto período más allá de lo que reflejaba el marcador, mostró mejor a Atenas que achicó considerablemente la desventaja, aprovechando muchas pérdidas y errores infantiles del equipo ganador. Trouville finalmente, se impuso 76-58 en un juego que duró muy pocos minutos.