Capurro logró su segunda victoria en la Liga Femenina de Basquetbol al vencer como local a Olivol Mundial en la última fecha de la fase regular.

Para este partido, Andres Jones eligió comenzar con Antonella Aguilera, Fernanda Fernández, Valeria Galli, Florencia González y Natalia Moreno en las dueñas de casa. Por otro lado, Gastón Silva comenzó enviando por la visita a Valentina Mollon, Mayra Gómez, Fiama Fernández, Camila Palomeque y Fiorella Garbarino.

En el inicio del encuentro fue muy parejo. Olivol salió más enfocado en defender y correr la cancha para anotar rápido, pero por el lado de Capurro se vio un juego con mucha movilidad de pelota buscando el tiro desde larga distancia, tanto el doble de cuarta como el triple, jugando mucho con Moreno en la pintura. La paridad persistió hasta el final de los primeros diez minutos con ventaja locataria por 15 a 12.

En el segundo cuarto, ambos planteles comenzaron a rotar. En el cambio de jugadoras en cancha, el elenco mundialista sacó mejores réditos logrando pasar a ganar el encuentro y cortando los circuitos de juego de las lobas, pero tras un minuto de tiempo pedido por Jones, las dueñas de casa también hicieron que las visitantes no pudieran casi anotar y el partido cayó, con más errores que aciertos por parte de ambos. Las dirigidas por Silva se fueron al descanso largo ganando por 25 a 22.

Ya en el complemento, el encuentro se volvió una sucesión de rachas. Antonella Aguilera pasó a ser la guía del elenco rojinegro para pasar al frente del marcador, pero cuando parecía que se encaminaban a llevarse el partido, Mayra Gómez se cargó a la visita al hombro y nuevamente el encuentro pasó a ser muy parejo, tanto así que el tercer cuarto acabó empatado en 37 puntos por bando.

El último fue muy similar al anterior. Con ambos equipos tratando de aprovechar cada error del rival y defender fuerte. A falta de menos de cinco segundos llegó la jugada que pudo definir el partido: Valeria Galli le cometió una falta en mitad de la cancha a Valentina Mollón cuando Capurro ganaba por un punto pero estaba es colectivas. Si embocaba ambos libres, el mundialista se llevaba el punto, cosa que Galli sabía, no pudo contener las lágrimas en el banco. Sin embargo, Mollon falló uno de los libres, llevando el partido al alargue con el marcador empatado en 56.

Ya en la prórroga, el partido cambió totalmente. Capurro dominó absolutamente los cinco minutos adicionales y cerró rápido el encuentro ganándolo por 70 a 60.