Martín Quiroga fue uno de los jugadores fundamentales de Nacional para derrotar a Sayago por el Torneo Sub 23, y tras el partido conversó con Básquet Total.

El tricolor comenzó muy bien, pero tras el entretiempo el partido se hizo más abierto y parejo. Así lo analizó el base: “Fue difícil, Sayago es un buen equipo, tiene muy buenos tiradores y corre muy bien la cancha. En el primer tiempo lo supimos controlar, estuvimos bien de piernas, pero en la segunda mitad no. Nos hicieron 20 puntos en los primeros 20 minutos y después 23 en el tercer cuarto”.

“Andrés (Antúnez) nos dijo que teníamos que controlar más eso, que si era necesario diéramos el tiro exterior, pero ellos jugaron bien y pusieron el partido punto a punto” continuó diciendo sobre el trabajo defensivo que alternó algunas situaciones de zona con defensa hombre a hombre.

Sayago se recuperó presionando toda la cancha, pero el Bolso generó ventaja desde el poste durante el último cuarto: “Nosotros sabíamos que ellos iban a venir a presionar. Ju (Vidal) en el primer tiempo no estuvo claro pero en el segundo igual le dimos toda la confianza, sabíamos que la clave estaba con él ahí abajo. Cuando ellos empezaron a doblar nos quedaron tiros claros y cortes de Nacho Juárez y Juan Ruiz”.

Sobre el cierre Martín fue importante para manejar las ofensivas con tranquilidad y sellar la victoria: “Nos estábamos apurando mucho, Juan (Ruiz) tomó un tiro de tres faltando 20 segundos cuando quedaban tres minutos y Andrés (Antúnez) automáticamente pidió minuto para calmarnos, acomodar las piezas y dejarnos claro que el reloj estaba de nuestro lado y dependía de nosotros defender atrás y adelante consumir la máxima cantidad de segundos”.

Quiroga habló también sobre su nuevo rol en Sub 23, siendo propiamente de la categoría: “Es diferente, el año pasado no tomaba tanto protagonismo, se lo dejaba más a Juan (Ruiz) o a Mauro (Miranda) que eran más grandes, pero este año Andrés (Antúnez) me dijo que tenía que tomar la misma responsabilidad que ellos y de a poquito voy haciéndolo”.

Para terminar se refirió a la particularidad de jugar en Nacional, que le da un entorno especial a los partidos en casa: “Para uno que es hincha es doblemente especial, la gente viene acá al Poli todos los partidos, está prácticamente lleno y te da un plus para jugar. Cada falta, cada tiro se grita como si fuera un partido de primera”.