Defensor ganó con comodidad a Olimpia, contó con un Federico Suárez exultante en el poste bajo generando para él y para sus compañeros. Finalizado el partido habló con Básquet Total.

Desde un arranque nomás Defensor se plantó en su cancha y sacó a relucir su chapa de candidato: “Nosotros sabemos que estos rivales son difíciles, porque hay que enfrentar primero a estos equipos y luego a los duros como Malvín y Bigua pero no podemos dejar de afrontar duro estos partidos. Además ahora tenemos compañeros que se van al Metro y vamos a jugar los demás juegos con juveniles, entonces hay que aprovechar ahora para sumar y estar en playoffs a fin de año”.

Este triunfo lo deja con un record de 4-3 en la cuarta posición, recuperándose de la última derrota como local: “Dejamos puntos acá con Aguada y eso no podía volver a pasar, tenemos que hacernos fuertes, ganar todo lo que juguemos, no se puede escapar ninguno”.

Consultado sobre la clave del juego y la ventaja de contar con más jugadores a la orden que su rival Suárez dijo: “En la presión, salimos desde el primer momento a presionar y lo fuimos durante todo el partido, varias veces no los dejamos pasar la mitad de la cancha. Si bien hoy no estuvimos finos con los triples, leímos bien el juego y supimos cargar abajo para sacar diferencia. Ellos tienen bajas por el Metro también y nosotros aprovechamos el plantel largo que tenemos para tener mayor rotación y llegar descansados al final”.

Federico resolvió muy bien varias jugadas con grandes movimientos en el poste bajo y generó mucho juego para sus compañeros, de esto contó: “Hice mi rol, cortinar, rebotear y si queda alguna ahí trato de hacer mis puntos y adaptarme al juego que necesite el equipo”.