Sebastián Pereira fue importante en la victoria de Malvín ante Aguada por el Torneo Sub 23 y habló finalizado el encuentro sobre el crecimiento constante del torneo.

“Costó el principio. Ellos nos corrieron y embocaron de tres, tienen buenos porcentajes desde 6,75. Era mejorar la defensa sobre todo y que no nos corrieran”, comenzó manifestando.

Malvín logró hacerse fuerte en el juego interno con sus pivots: “Teníamos una ventaja abajo, que por suerte la pude aprovechar y Theo (Metzger) también hizo lo suyo. Había que hacer lo que el equipo precisara para ganar, hoy me tocó a mí”.

Los rompimientos de Nicola Pomoli le dieron una ventaja aún más grande al playero para encaminarlo hacia la victoria: “Es lo que da Nico (Pomoli), rompe constantemente y genera mucha ventaja, también arrastra marca y reparte bien. Eso es todo mérito de él”.

Precisamente este juego de Pomoli derivó en una hundida exquisita de Pereira, a lo que expresó: “No pensé en subir pero era el momento y pensé es ahí. Por suerte estuvo linda y salió”.

El nivel en el torneo incrementó y el vigente campeón lo tiene en claro: “El torneo está más difícil que el año pasado, pero es el mismo equipo. Tenemos a los mismos jugadores, nos conocemos hace tiempo y un plantel largo que a veces en la rotación nos suma. A diferencia del año pasado es un torneo más parejo, pero siempre hay que jugar cada partido como una final”.

Habló de la importancia de la constancia de este torneo: “El año pasado nos dio eso de estar mucho tiempo juntos. Éramos juveniles la mayoría y entrenamos juntos con el primero todos los días. Tanto tiempo acompañándonos nos da eso, jugamos prácticamente de memoria y entre amigos, eso es inexplicable”.

Revalidar el título es el objetivo: “Siempre buscamos ir más arriba. El año pasado se nos dio salir campeón y este volvemos a lo mismo”.

Habló de las idas de algunos compañeros a El Metro: “Sin dudas van a ser bajas importantes, pero tengo confianza en mis compañeros. Se nos va a complicar un poco más la rotación en los partidos porque perdemos una gran cantidad de jugadores, pero tengo fe en el equipo”.