Con una soberbia actuación de los "Splash Brothers", Golden State Warriors venció como local a Portland Trail Blazers y se quedó con el primer juego de las finales de la Conferencia Oeste.

Los de la bahía llegaron a la gran definición del Oeste luego de dejar por el camino en semifinales a Houston Rockets, en una serie que terminó con un global de 4-2. Mientras tanto, los del desierto doblegaron a Denver Nuggets, en un séptimo y decisivo juego en el Pepsi Center el pasado domingo.

El encuentro disputado en el Oracle Arena de la ciudad de Oakland, presentó un comienzo bastante abierto, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque. El elenco locatario lastimaba con las penetraciones de Draymond Green y los lanzamientos exteriores de Stephen Curry, mientras que el conjunto visitante contaba con un inspirado Damian Lillard, que aprovechaba las distracciones defensivas del base adversario. En el segundo periodo apareció para beneplácito de los de San Francisco el goleo exterior de Klay Thompson, que jugaba por él y por el ausente Kevin Durant. Los de Oregon no le encontraban la vuelta a la defensa sobre los "Splash Brothers", mientras que en el otro costado del rectángulo dependían en exceso de lo que pudieran generar Rodney Hood y Maurice Harkless. Los primeros 24 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 54 a 45.

Con un Curry en modo MVP, los actuales bicampeones de la NBA lograron abrir una ventaja de 17 unidades (70-53), promediando el tercer periodo. Cuando todo hacía indicar que el juego llegaría a su fin prematuramente, los dirigidos por Terry Stotts respondieron con un rápido parcial de 18-7, que les permitía mantenerse en partido. En dicho pasaje fue importante el aporte ofensivo de C.J. McCollum, que había estado algo desaparecido en la primera mitad. En los primeros minutos del último cuarto, con un par de anotaciones de Thompson y de Iguodala, los comandados por Steve Kerr volvieron a sacar una renta cercana a los 20 puntos, que sería lapidaria para las aspiraciones de los Blazers. Finalmente, los Warriors se quedaron con el triunfo por 116 a 94 y de esa manera pegaron primero en las finales de la Conferencia Oeste.

En el ganador se destacó la enorme figura de Stephen Curry, que encestó 36 puntos (9/15 triples) y repartió 7 asistencias, bien acompañado por Klay Thompson con 26 tantos. Por el lado del perdedor, Damian Lillard aportó 19 unidades y 6 asistencias.

El segundo juego de la serie se disputará el jueves nuevamente en el Oracle Arena. Por su parte, en la noche del miércoles darán comienzo las finales del Este, en donde en el primer partido, Milwaukee Bucks recibirá en su casa a Toronto Raptors.