Daiana Cartró fue una de las piezas claves que tuvo Hebraica y Macabi en la victoria de su equipo ante Cordón y tras el cotejo dialogó con Basquet Total.

"Veníamos de tres partidos perdidos y era muy importante este. Era una final para nosotras este juego para subir el ánimo del equipo", comenzó diciendo la interna macabea.

Al ser consultada sobre la preparación de este juego luego de un arranque poco alentador manifestó: "Nosotras esperamos este juego con ansias. Tratamos de entrenar todos los días lo mejor posible porque cada partido es diferente. Sabemos que tenemos varios equipos enfrente que cada uno tiene lo suyo, que también sabe jugar y nosotros intentamos de enfrentarlo de la mejor forma que podemos".

En esta Liga Femenina la superioridad, por momentos, no está tan delimitada como se pensó desde un comienzo. Sobre el nivel del certamen agregó: "En realidad no se puede subestimar a nadie. Hoy arrancamos perdiendo por varios puntos y estuvimos mal en los primeros minutos. Logramos cambiar la cabeza, arrancamos de cero y pudimos sacar el partido adelante".

Durante varios pasajes del juego Pierina Rossi y Romina D'alessandro fueron claves en materia defensiva. Su correteo en primera línea fue importante para dejar sin ideas al rival de turno. Sobre su labor declaró: "Ellas en nuestro juego son muy importantes. Tienen toda la fuerza que hay que tener para defender en la primera parte de la cancha, corren muchísimo y eso a nosotros nos libera. Tenemos mucho recambio este año y cada una cumple su función".

En el tercer cuarto, Cartró se asoció con D'Alessandro y las macabeas lograron abrir aún más la renta. Sobre la relación entre ambas, a pesar de las diferencias físicas, manifestó: "Nostras nos llevamos muy bien. Las dos somos de bajonearnos en algunas partes del juego pero siempre estamos una para la otra para subirnos el ánimo. En las prácticas siempre estamos juntas. Las dos nos vamos ayudando para jugar de la mejor manera posible".

Durante el final Pierri le dio lugar a las más jóvenes del plantel no solo que ninguna defraudó, sino que las experientes festejaron cada jugada de las más pequeñas con mucha alegría. Al respecto, Daiana dijo: "Nosotras somos un equipo y estamos tratando de que las más chicas se incluyan porque son parte de lo que es Hebraica. Ellas en las prácticas son las que ayudan y nos mantienen así. Son las próximas generaciones y tenemos que ayudarlas"

"Estamos para ir por el título. Sabemos que es difícil pero entrenamos para eso y tenemos la confianza de todas. Sabemos que podemos llegar", finalizó la interna.