Emiliano Serres partió hacia Argentina para sumarse a Obras Basket, un salto de calidad para uno de los muy buenos proyectos del básquetbol uruguayo.

El escolta de 2.04 metros podría debutar hoy sábado en la presente edición de la Liga de Desarrollo de la vecina orilla, donde compartirá equipo con Ignacio Xavier y enfrentará justamente a los uruguayos Bernardo Barrera y Nicolás Maurno (Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia).

A su vez entrenará con el equipo mayor dirigido por Gregorio Martínez, que se encuentra quinto en la Liga Nacional. Para la próxima temporada integrará el plantel de la máxima competencia en una institución que se destaca por el gran trabajo realizado con jugadores jóvenes y canteranos. Vale recordar que otros uruguayos como Bruno Fitipaldo y Martín Osimani fueron figuras del aurinegro.

Serres integró el proceso de la selección mayor en los últimos años, integrando el plantel tanto en la Americup 2017 como en las clasificatorias al Mundial 2019. Además, resaltó en el Sudamericano U21 disputado en Salta el año pasado donde Uruguay obtuvo la medalla de bronce.

Con el playero, integró el plantel mayor desde la Liga Uruguaya 2014/15 -en que fue campeón- comenzando a ser parte de la rotación activa en 2016. En la última LUB en que Malvín logró el título promedió poco más de 7 minutos, y en la edición actual tuvo casi 14 minutos por juego.

Además fue bicampeón del Torneo Sub 23, con destaque tanto en la final de 2018 ante Biguá como en la edición 2016 en la que derrotó a Trouville siendo todavía juvenil.

También jugó dos ediciones del Metro, ambas con Tabaré. En 2017 fue una de las muy buenas revelaciones del torneo con 10 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias por juego y arañando el ascenso; al tiempo que el año pasado aumentó sus números a 12 puntos y casi 8 rebotes más 3 asistencias pero el Indio no tuvo una buena temporada.