Con un triple en los últimos segundos de Rodney Hood, los Blazers vencieron en cuatro alargues a los Nuggets y se pusieron 2-1 al frente en las semis del Oeste. Por el lado del Este, los Bucks derrotaron a domicilio a los Celtics y recuperaron la ventaja de localía.

Boston Celtics 116-123 Milwaukee Bucks (1-2)

El encuentro disputado en el TD Garden de la ciudad de Boston, presentó un primer tiempo muy atractivo, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque. El conjunto local lastimaba con lanzamientos a distancia de Jaylen Brown y Marcus Morris, mientras que el elenco visitante dañaba con las constantes penetraciones de Giannis Antetokounmpo y la mano caliente de Pat Connaughton desde el perímetro. Los primeros 24 minutos de juego se fueron el dueño de casa al frente en cifras de 56 a 55.

En el tercer periodo se pudo observar la mejor versión de los dirigidos por Mike Budenholzer, que si bien defensivamente tuvieron algunos problemas, los mismos eran disimulados por una alta efectividad en ataque. Con un gran aporte de Khris Middleton y de George Hill, sumado a lo que continuaba realizando “The Greek Freak”, Milwaukee conseguía abrir una ventaja de ocho unidades. En el inicio del último cuarto, los Bucks sacaron la máxima de 16 puntos (90-106), que sería lapidaria para las aspiraciones de unos Celtics, que perdieron la ventaja de localía que habían robado en el primer juego de la serie.

MIL: Giannis Antetokounmpo 32 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias; George Hill 21 tantos, Khris Middleton 20 unidades y 5 asistencias.

BOS: Kyrie Irving 29 tantos y 6 asistencias, Jayson Tatum 20 puntos y 11 rebotes.

Portland Trail Blazers 140-137 Denver Nuggets (2-1)

En el segundo punto de la serie, los Blazers obtuvieron un trascendental triunfo en Denver, que les daba la posibilidad de pasar a tener la ventaja de campo. El inicio del partido tuvo una alta intensidad por parte de ambos equipos, sobre todo en el costado defensivo. El elenco locatario se hacía fuerte con su backcourt conformado por Damian Lillard y C.J. McCollum, mientras que el conjunto visitante buscaba jugar con sus internos, Paul Millsap y Nikola Jokic. En el segundo periodo se destacó el trabajo de Rodney Hood en los de Oregon y del canadiense Jamal Murray en los de Colorado.

El segundo tiempo fue de rachas, teniendo un mejor comienzo del mismo el equipo dirigido por Terry Stotts, siendo pieza clave el pívot turco Enes Kanter. Sin embargo, los de Mike Malone reaccionaron inmediatamente de la mano de un inspirado Jokic. En el cierre la victoria pudo ser para cualquiera de los dos equipos. Un doble de Lillard a falta de 31 segundos, ponía al dueño de casa arriba por dos unidades (102-100). Una anotación rápida de Will Barton igualaba las acciones, mandando el partido al tiempo suplementario.

En el alargue no se sacaron diferencias, lo que derivó nuevamente en una final apretado. Una flotadora de McCollum con nueve segundos en el reloj, ponía las cosas 109 iguales. Denver tuvo la última en manos de Jokic, pero su triple pegó en el aro y salió. En la segunda prórroga, volvió a ser todo muy apretado. Lillard pudo ser el héroe como ocurrió en la serie pasada ante OKC. Sin embargo, falló la última y el juego se iba a un tercer overtime. Como ambos equipos estaban con muchas ganas de seguir jugando, decidieron extender el juego a un cuarto alargue. Un triple en los últimos segundos de Rodney Hood, terminó de inclinar la balanza a favor de los Blazers, que de esa manera se ponen 2-1 arriba en las semifinales de la Conferencia Oeste.

POR: C.J. McCollum 41 puntos y 8 rebotes, Damian Lillard 28 tantos y 8 asistencias, Rodney Hood 19 unidades.

DEN: Jamal Murray 34 tantos y 9 rebotes, Nikola Jokic 33 puntos, 18 rebotes y 14 asistencias.