Larrañaga completó el primer partido en su cancha y se hizo fuerte tras vencer a Verdirrojo por 74 a 45.

En el local ingresaron Joaquín Sosa, Fabricio Sosa, Sebastián Bergara, Camilo Mariño y Tomás Dilema. Por su parte Verdirrojo arrancó con Nicolás Pavón, Christian Alcieri, Matías Flores, Mauro Nava y Mateo Mugica.

Primer cuarto que arrancó muy entreverado donde la visita empezó más cómoda. Por su parte el Larra apuró ofensivas fallando mucho, sobretodo por parte de Tomás Dilema. Tras un goleo bajo el ingreso de Raúl Morales en el equipo del Cerro le dio más ritmo y movilidad al ataque. En el peor momento de Larrañaga apareció Joaquín Sosa con penetraciones, asistencias y goleo exterior para pasar por primera vez en el partido 17 a 14 faltando dos minutos. También Dilema cambió la energía y comenzó a adueñarse de la pintura con rebotes ofensivos y puntos fáciles. A falta de tres segundos Mateo Mugica tuvo libres para Verdirrojo, el primero fue adentro y el segundo no, permitiendo así que la pelota cayera en manos de Mateo Cancela que tiró un teledirigido desde su propia zona para cerrar en cifras de 20 a 15.

El segundo cuarto comenzó de la misma manera, con Joaquín Sosa dominando el juego secundado por Cancela y Dilema acribillando desde la pintura en cada ocasión que podía. En la visita no salían las cosas, tras el ingreso de Nicolás Pavón el equipo del Cerro plantó una doble base entre él y Morales que le permitió comenzar a achicar el marcador. Pero tan solo duró un par de minutos hasta que nuevamente el equipo de la calle Francisco Simón por intermedio de una gran labor defensiva, con una presión alta que obligó a muchos errores en el Verdi, más el aporte en puntos incansables de Mateo y Tomás, Larrañaga se escapó en el marcador abriendo la máxima de 15 para ir al descanso largo 36 a 21.

Una vez más el arranque fue mejor de Verdirrojo, Christian Alcieri con libres y una penetración fomentaban la esperanza, pero poco duró, una vez más la presión alta y una defensa en zona 3-2 volvieron a sacar diferencia en el local que seguía contando con Cancela como figura de ataque. Además Larrañaga tenía mayor y mejor movilidad de bola en ataque y definía quien quedaba mejor posicionado con Camilo Mariño como principal arma de ataque en los minutos finales del tercero. Por su parte en Verdirrojo las ofensivas eran más sucias y no tan bien jugadas, una clara muestra es que de los 15 puntos del equipo del Cerro 14 fueron de Alcieri. El cuarto se cerró con una diferencia de 24, 60 a 36 para el local.

Nuevamente como todo el juego Verdirrojo fue quien mejor arrancó el cuarto, plantado con una defensa en zona, ayudado de una presión alta que incomodó a los locales, siendo Miguel Faria el más energético. En el local el más activo era Mariño quien atacaba el aro constantemente, el resto del cuarto fue pura energía de Verdirrojo buscando descontar en un partido que ya estaba liquidado, el juego se cerró en cifras de 74-45.

La figura del encuentro fue Mateo Cancela con 15 puntos, secundado por Tomás Dilema con 13. En la Visita el mejor fue Christian Alcieri con 15 puntos.