Comenzaron a jugarse los cuartos partidos en las series entre 76ers-Nets y Nuggets-Spurs, dónde Philadelfia quedó a un juego de clasificar y Denver igualó. Mientras tanto, Rockets y Bucks pueden barrer sus series en la próxima cita.

Philadelfia 76ers 112 -108 Brooklyn Nets (3-1)

Cuarto juego de la serie y segundo consecutivo en el Barclays Center de Brookyln. Joel Embiid volvió a jugar tras perderse el tercer encuentro por lesión, el ambiente ya estaba caldeado por declaraciones previas de los protagonistas y el partido no prometía menos. El comienzo favoreció al local, Caris LeVert entró enfocado desde el arranque y la defensa de 76ers era muy frágil, sobre todo en primera línea. Rápidamente se convirtió en el comodín del ataque en Nets, mientras que Philadelfia se mantenía cerca en el score gracias al trabajo de Embiid y Tobías Harris cerca del aro. La defensa de Jimmy Butler sobre D'Angelo Russell era exquisita y no le permitió a "DLo" crear esos tiros a los que nos tiene acostumbrados. Aún así, su equipo ganaba por 9 finalizado el primer cuarto.

En el segundo la cosa se tornó más interesante de lo habitual; el partido seguía entreverado, de muchas transiciones y ataques rápidos. Pero Jarred Dudley y Ben Simmons tenían un duelo personal, con gestos incluidos por parte de ambos. Nets se mantenía arriba con el pick and roll central como principal arma ofensiva y la visita tuvo que remar de atrás todo el período, dónde contó con una gran labor defensiva de Embiid y buenos aportes de Harris. 63-57 arriba Brooklyn al entretiempo.

En el tercero ocurrió un hecho extradeportivo que captó el ojo de todos los espectadores: Jarred Dudley (quien empujó sutilmente a Embiid tras una falta flagrante cometida a Jarret Allen) tuvo un altercado con Butler, luego de que éste último haya respondido al empujón de Dudley. Se generó un enfrentamiento de bandos que culminó con la expulsión de Dudley y Butler. El partido siguió y la baja de Jimmy se notó en la defensa. Russell comenzó a tomar protagonismo y el conjunto local llegó a ganar por nueve, pero terminó 91-85 con los últimos diez minutos por jugar y un infartante final por delante.

Hasta los últimos dos minutos el partido fue parejo y Philadelfia no había pasado al frente en el marcador. Un triple y una asistencia de Rusell acercaba a Nets a la victoria, pero algunos errores defensivos y dos triples de J.J. Redick más el bombazo final de Mike Scott sentenciaron el duelo a favor de 76ers, que pasaba a ganar por tres. En la posesión que pudo haber empatado el cotejo Brookyln no aprovechó y los de Kenny Atkinson  dejaron pasar la chance de empatar la serie. El próximo partido irá en Philly y puede liquidar la llave a favor del local en caso de ganar.

PHI: Joel Embiid 31 puntos 16 rebotes, Tobias Harris 24 puntos 8 rebotes.

BRO: Caris LeVert 25 puntos 6 asistencias, D'Angelo Russell 21 puntos 7 rebotes.

Denver Nuggets 117-104 San Antonio Spurs (2-2)

Último duelo de los dos consecutivos en Texas, San Antonio tenía la posiblidad de colocarse 3-1 arriba y prácticamente sentenciar la serie. Pero no pudo.

El comienzo, sin embargo, favoreció a los de Gregg Popovich, quienes entraron férreos en defensa y con un gran Lamarcus Aldridge lastimando en el poste bajo puso un 10-0 de arranque. Mike Malone hizo varios ajustes respecto al partido anterior; como la inclusión de Torrey Craig entre los cinco iniciales y su agoviante marca sobre Derrick White, quien venía de anotar 36 puntos en el partido anterior y esta noche no iba a empezar de la mejor manera para el. A pesar de eso, DeRozan castigaba y esos movimientos de balón característicos de Spurs aparecieron en el primer cuarto para abrir diez de ventaja y doce de renta final tras jugarse el primer chico. 34-22.

El segundo cuarto fue totalmente de Denver, demostrando agresividad en ofensiva y una notable defensa de Jamal Murray sobre Bryan Forbes, cortando los circuitos de San Antonio y obteniendo la clave que a la larga terminaría dándole la llave del partido. Jokić aportaba lo suyo y el encuentro se fue empatado en 54 al entretiempo.

En el tercero Nuggets demostró por qué fue el número 2 de la conferencia oeste y tuvo grandes porcentajes desde lejos para abrir la brecha ante una defensa texana que no encontró variantes ante un Nikola Jokić modo bestia. Monte Morris tuvo un gran ingreso en la visita y todos sumaban en Denver, sobre todo Torrey Craig, que además de anular a White, tuvo buenos aportes en el otro costado. Lo dio vuelta Nuggets y sacó doce de máxima en el cierre del tercero para irse con esa ventaja al último cuarto. San Antonio se mantuvo en pelea gracias a Aldridge y algo de Patty Mills pero a falta de 5 minutos se le desmantelaban las esperanzas porque DeRozan fue expulsado tras lanzarle la pelota al juez. Ahí se derrumbó el castillo de de los locales porque perdían por 18, tenían poco tiempo para la reacción y perdieron a una de sus principales figuras. Denver lo cerró inteligentemente, haciendo larga cada posesión y cuidando el balón. Terminó ganando por 13 y recuperando el factor cancha, ya que ahora la serie se mudará al Pepsi Center y en caso de tener que disputar un eventual séptimo juego también será en Denver.

DEN: Nikola Jokić 29 puntos 12 rebotes, Jamal Murray 24 puntos 6 asistencias.

SAS: Lamarcus Aldridge 24 puntos 9 rebotes, Demar DeRozan 19 puntos 5 asistencias.

Milwaukee Bucks 119-103 Detroit Pistons (3-0)

El regreso de Blake Griffin -tras perderse los primeros dos juegos por lesión- se hizo sentir desde el principio en el Litlle Caesars Arena. Forzó pérdidas, generó en ataque y ganó en defensa ante un Giannis Antetoukounmpo que no pudo anotar en el primer cuarto. Eric Bledsoe y Brook López se vistieron de figuras, que junto al gran engranaje colectivo sirvió para que Bucks abriera una considerable brecha en el amanecer del encuentro. 32-24 el primer cuarto.
En el segundo cuarto el dominio de Bucks era notorio, pero Griffin estaba imparable y Reggie Jackson con algunos tiros lejanos despertaba algo de fe en el equipo local. Brook López era dominante y Andre Drummond tuvo un duro trabajo defendiéndole, sobre todo cuando debía salir a jugar lejos de la zona pintada. 67-54 ganaba Milwaukee tras terminados los primeros dos cuartos.

Dwane Casey intentó variantes en la defensa pero flojeó mucho y al comienzo del tercer chico Drummond ya estaba comprometido con 4 faltas personales. Nikola Mirotić entró de gran manera y dio una mano bárbara en ambos sectores de la cancha, sobre todo en defensa; ayudando y siempre atento para proteger el aro. Aprovechando la elasticidad de su plantel y las variantes que tiene en el banco, Mike Budenholzer sacó ventaja en ese rubro y Khris Middleton empezó a desequilibrar. La visita al término del penúltimo chico ya llegaba a la centena de puntos (100-78) y liquidaba un partido que dominó de principio a fin. Griffin seguía con el equipo al hombro en el último cuarto y maquilló el resultado sobre el final pero la diferencia fue notoria y Bucks puede barrer la serie 4-0 si logra vencer en el próximo duelo. Habrá que sacar la escoba? Tendremos que esperar hasta el próximo lunes.

MIL: Khris Middleton 20 puntos 8 rebotes, Eric Bledsoe 19 puntos 5 asistencias.

DET: Blake Griffin 27 puntos 7 rebotes, Andre Drummond 12 puntos 12 rebotes.

Houston Rockets 104-101 Utah Jazz (3-0)

El tercer encuentro de la llave se mudó a Salt Lake City y a diferencia de los dos primeros juegos en Houston, este duelo iba a ser mucho más parejo hasta el cierre.

El amanecer del partido vio mejor a Utah, que de la mano de Donovan Mitchell puso un 8-0 de entrada ante un Houston estático y sin un buen arranque de su jugador franquicia, James Harden, quien fue bien defendido por Ricky Rubio pero además tampoco estaba en su noche, ya que erró varios tiros cómodos o que habitualmente convierte. Aún así, Rockets entró al segundo cuarto abajo por dos (30-28) debido a que Clint Capela salió al rescate y ganó el duelo personal ante Rudy Gobert desde temprano. PJ Tucker también fue clave y la defensa sobre Harden fue excelente, teniendo Mike D'Antoni gran parte del mérito. Atrapando y negándole la mano izquierda a la barba en todo momento. Jae Crowder fue importante en las ayudas sobre el vigente MVP y Utah estuvo al frente en casi todos los pasajes de los primeros dos cuartos, con Mitchell enchufadísimo y Derrick Favors junto a Rubio sumando su granito de arena. 55-50 terminó el primer tiempo a favor del local.
A todo esto, Harden aún no había convertido un tiro de campo (0/10).

En el tercer cuarto Jazz mantenía su mínima ventaja y el juego estaba parejo porque Rockets tampoco tiraba la toalla. Chris Paul asistía y movía los hilos en ofensiva mientras que la segunda línea de los texanos eran de gran ayuda durante la sequía de su estrella. Ambos elencos se iban a comprometer rápidamente de faltas y nadie regalaba nada mediando el tercer cuarto, dónde Utah llegó a estar cinco arriba y entró al último período ganando solamente por un doble.
Faltando aproximadamente siete minutos para el final del encuentro Harden prendería sus motores y anotaría su primer doble del encuentro mediante una bandeja tras penetración. Luego de eso fue una pesadilla para Jazz, porque el número 13 calentó la mano y no paró: puso dos triples, uno para pasar al frente y otro para abrir distancia en el tanteador. Utah siguió luchando con Mitchell a la cabeza y a falta de un minuto estaba abajo por un doble. Luego de un foul a Tucker, este fue a la línea con 15 segundos por jugar. Tras errar uno y encestar el otro, Mitchell tuvo en sus manos la pelota para llevar el partido al alargue, pero falló el triple más impotante para su equipo en la serie porque de esta manera Houston se coloca 3-0 y con la posibilidad de meterse en semifinales de conferencia si logra ganar el próximo lunes en el Vivint Smart Home Arena.

HOU: James Harden 22 puntos 10 asistencias, Clint Capela 11 puntos 14 rebotes.

UTA: Donovan Mitchell 34 puntos 6 rebotes, Rudy Gobert 10 puntos 8 rebotes.