Referente y figura del triunfo de Capurro frente a Atenas, Natalia Moreno se tomó unos minutos para dialogar con Basquet Total tras el partido.

Acerca de la importancia de obtener su primera victoria, dijo “nos costó muchísimo. Nos está costando muchísimo este año, perdimos con Cordón con un rendimiento nuestro que no esperábamos, después perdimos por bastante con Hebraica y ahora le pudimos ganar a Atenas, que con Olivol y con Aguada sabemos que son los cuadros con los que nos podemos medir, el resto está muy despagado.”

También señaló que el plantel sufrió varios cambios con respecto a la temporada anterior “hoy en día nos faltan cinco compañeras por trabajo, estudios y viajes, por lo cual nos tenemos que adaptar con las jugadoras que nos quedamos. Yo me quedé un año más por que el grupo es divino”

Si sentimiento por el grupo que se formó en Capurro es tan intenso que no pierde oportunidad de resaltarlo cada vez que puede “me quedo por ellas. El año pasado dije que había jugado solo para sacarme el gusto después de 12 años sin haberlo hecho y ellas me pidieron que me quedara porque entendían que yo sumaba. Ahora estoy más desde el otro lado, con menos minutos pero es para que ellas aprendan, porque ellas van a seguir jugando. A mi me quedan dos o tres campeonatos a lo mucho y quiero aprovechar para ser una herramienta más para que ellas crezcan, porque tienen mucho futuro”

A la hora de hablar de su propia actuación en el partido, dijo que “yo me sentí bárbara. Físicamente estoy un poco mejor que el año pasado, pero me sigue costando. Al haber cambiado de técnico han cambiado muchas cosas en la forma de jugar. Recién cuando las gurisas se sueltan es que pueden correr bien la cancha”