Aguada logró el primer triunfo en la serie LUB del torneo Sub-23 con un Ignacio Castro prendido fuego en la base. Terminado el partido dialogó con Básquet Total.

Aguada se llevó el partido de principio a fin, con un gran juego colectivo: “Hoy entramos más concentrados que en los otros partidos, hoy jugamos en equipo. Defensor es un rival duro y si no estábamos concentrados nos iban a sacar una diferencia que no íbamos a poder descontar”.

Además de la concentración el base contó por donde más pasó el fuerte rojiverde para llevarse el partido: “La clave pasó por la defensa, siempre buscamos un pase más y hoy jugamos de verdad en equipo, no pensando en uno solo, sino que todos podemos hacer nuestros puntos y aprovechar el momento de cada jugador”.

Castro es de los jugadores más rápidos del torneo y lo demuestra en cada juego, sobre esto contó: “La prioridad mía es correr, si bien al ser el base tengo que ordenar el juego, cada vez que puedo correr trato de aprovecharlo y por suerte hoy se dio bastantes veces”.

Castro es un jugador que no estará todo el torneo en Aguada, dado que fue confirmado por Verdirrojo para jugar el Metro 2019, de esto dijo: “Como dice Cortizas estos partidos nos sirven de rodaje para prepararnos para el metro. Si bien uno siempre entra a ganar, no piensa que esta jugando para entrar en ruedo, sino que solo se piensa darle lo mejor al equipo”.

Ese no será su primer pasaje en el equipo del Cerro, porque además viene de jugar la Liga con Verdirrojo donde tuvo más minutos de los esperados: “Estoy muy agradecido a la oportunidad que me dio Verdirrojo, en Aguada no iba a tener minutos era algo cierto. Llegue al Cerro primero que nada con aspiraciones de entrenar duro y luego se fue dando que comencé a tener más minutos y por suerte los pude aprovechar, además de la confianza de los compañeros y el cuerpo técnico que fue vital”.