Trouville venció agónicamente a Sayago en condición de locatario por 83-80 en un partido vibrante, que sentenció Federico Soto con un triple sobre la chicharra.

Los primeros diez minutos de juego no fueron buenos. El local se mostró algo mejor que su rival que se encontraba muy entreverado. Con algunas corridas y goles en las cercanías al aro de Tessadri, el rojo abrió una renta que rondó entre las 5-6 unidades. Ya en los últimos minutos del primer chico, el "Saya" mejoró su producción logrando emparejar de esta manera las acciones, para finalizar un doble por debajo, 16-14.

El arranque del segundo cuarto fue todo de Sayago. Tras comenzar en los primeros minutos del mismo muy igualados, Trouville tuvo serias dificultades para atacar la zona que le planteaba su rival. Morales movía el banco de suplentes pero no encontraba soluciones. Sayago, estaba muy cómodo en el encuentro con un apariciones de Bonet y Cárdenas, el equipo visitante sacó 10 puntos de máxima, 30-20, debiendo Pablo Morales solicitar un minuto de tiempo para reacomodar a su equipo.

Los últimos minutos de la primera parte fueron todos del rojo, reaccionando muy rápidamente. Encontró a su máxima figura, Federico Soto en su esplendor dañando desde más allá de los 6.75 y atacando el aro con agresividad. Además hubo libres de Guillermo Curbelo y quién se veía totalmente superado era el equipo de Ariel y la Via. El dueño de casa colocó un parcial de 15-1, se fue al descanso largo cuatro puntos arriba, 35-31.

El comienzo del complemento continuó con la misma sintonía. El rojo mantenía una corta renta a su favor, en Trouville había apariciones de Soto, bien secundado por alguna conversión de Curbelo y Viacava, logrando sacar seis unidades de ventaja que rápidamente fue absorbida por Sayago que aprovechó pérdidas infantiles de su rival en manos de Dogliotti y Martini.

El juego estaba muy parejo, cuando apareció Mauro Frattini con minutos de calidad para quebrar el trámite. El conductor rojo anotó con 11 puntos consecutivos, 9 de ellos desde el perímetro para permitirle a su equipo tomar tomar una ventaja muy interesante de 54-45. La renta siguió ampliándose con un nuevo triple de Soto y un doble sobre el final de Ugartamendia, para ingresar a los últimos diez minutos de juego 65-49.

Sayago no estaba muerto y rápidamente inició la reacción con un 6-0 que llevó a un minuto de tiempo. Trouville nuevamente cayó en serios problemas con la defensa zonal y ya no se sentía tan cómodo en el partido. El equipo de Nicolás Díaz pasaba por un buen momento y se le abrió el aro desde más allá de los 6.75 colocando varios triples en manos de Dogliotti y Brian Silva, igualando las acciones en 68 promediando el cuarto.

En el momento más caliente del juego, quien asumió fue Soto anotando en reiteradas ofensivas para que su equipo abriera puntos de renta, pero una nueva bomba de Silva igualaba el score. Restando dos minutos para el final Sayago con un triplazo de Bonet pasó al frente. Para Trouville apareció Frattini y volvió a empatar el juego, con 50 segundos por jugar.

Soto robó una pelota y se fue solo al aro para hundirla hasta los huesos, pasando por un doble a falta de 28 segundos. Sayago atacó y erró, cortando a Curbelo que embocó uno. Trouville ganaba 80-77 con 16 en el reloj. La visita tenía la última, que terminó bárbaro, Bonet colocó un triple que igualó el juego en 80 faltando dos segundos y Morales solicitó un minuto.

El rojo sacó en ofensiva, Federico Soto amagó, sacándose a su defensor de encima y la pudrió para que Trouville ganara 83-80 de forma agónica.