En un partido muy complicado en el que Olimpia estaba obligado a ganar, Kiril Wachsmann fue una de sus figuras más destacadas y luego del partido diálogo con Basquet Total.

Sobre el triunfo, dejó en claro que: “no había mañana, hoy había que ganarlo sí o sí, sufriendo, jugando bien o cómo sea. Sufrimos bastante durante el partido pero luchamos hasta el último minuto y lo logramos sacar”.

También señaló cuál fue la virtud de Olimpia en un cierre tan parejo: “fue leer un poco más el juego, ver en ataque quién estaba generando más y tratar de buscar esa ventaja, en defensa seguir como hasta ese momento, todos defendiendo muy duro y peleando cada rebote. En un partido tan cambiante que sacás una diferencia, te empatan, te pasan y volvés a pasar fuimos nosotros los que pudimos sacar la ventaja al final y ganarlo“.

Señaló especialmente el papel defensivo que asumió el conjunto de Colón: “la única manera de ganar hoy era dejar todo en defensa. Ya sea en el uno contra uno, llegando otro compañero para ayudar y después todos de cabeza a buscar el rebote. Esa es la base de nuestro juego defensivo”.

A la hora de hablar de su propia actuación, dijo “me sentí muy bien, siempre intentando aportar lo que puedo. Hay días que me toca aportar un poco más en ataque, otros en defensa, pero muy tranquilo. Siempre aportando lo que puedo. Hoy me tocó marcar a Batista y no es nada fácil, pero sé que tengo al equipo atrás ayudándome porque solo no lo puedo hacer, y ojalá la próxima también podamos ganar la batalla”.

Por último, habló de cómo se encara un quinto partido para pasar a semifinales “igual que se encaró este partido: sabiendo lo que significa, que no hay mañana pero con la tranquilidad de hacer nuestro juego, que lo venimos haciendo toda la temporada, salir a pelearla y el mejor ganará”.