Tras el reciente juego entra Biguá y Malvín en el que el Pato logró estirar a alargue con triple, en una jugada en la que el Playero decidió defender, analizamos las posibilidades matemáticas de una situación y otra.

Final cerrado, pelota para un equipo que pierde por tres puntos. La decisión del equipo que va perdiendo es indudable. Tirar un triple en la búsqueda de empatar el partido y llevarlo a alargue.

Siempre creemos que las decisiones que ganan partidos son del ataque, sin embargo, la defensa, como equipo tiene que tomar una decisión: Cortar o no cortar.

En esta discusión está prohibido el “PARA MÍ HAY QUE...”, y nos basaremos en lo estrictamente matemático.

El modelo está fijado desde la probabilidad básica teniendo en cuenta las reglas de Laplace (como docente de matemática lo tenía que nombrar).

Datos que podemos completar:

Datos a fijar según rival
% de triples del mejor jugador del equipo azul (defendido) 30
% de libres del mejor jugador de azul 88
% de rebotes perdidos en defensa a tras libres errados 15
% de triples de otro jugador del equipo azul (apurado) 1
% de dobles de internos rivales cerca del aro (defendidos) 50

Se considera que un buen tirador, mete un 30% defendido desde más allá de la línea de 6,75.

Supongamos que el equipo B (el que defiende) decide no cortar. Es decir, aceptar que el equipo A tire de 3 puntos.

POSIBILIDAD 1
No cortar
Posibilidad de perder 0
Posibilidad de alargue 30
Posibilidad de ganar 70

No se toma en consideración la posibilidad “extraña” de: tirar un triple, marrar, agarrar el rebote y que vuelva a tirar otro jugador de peor porcentaje y desacomodado. En ese caso los números apenas variarían: 

No cortar
Posibilidad de perder 0
Posibilidad de alargue 31,05
Posibilidad de ganar 68,95

_____________________________________________________________________

Veamos qué pasa si el equipo B decide cortar. Es decir, cuando tiene una chance (y sin considerar el riesgo de que la falta sea a un jugador tirando de tres puntos).

POSIBILIDAD 2
Cortar
Posibilidad de perder 1,32
Posibilidad de alargue 6,78
Posibilidad de ganar 91,9

Posibilidad de perder: ENCESTA EL PRIMERO, ERRA EL SEGUNDO, TOMA DE REBOTE Y LA SACAN PARA TIRAR DE TRIPLE.

Posibilidades de alargue:

  1. ENCESTA EL PRIMERO, ERRA EL SEGUNDO, TOMA REBOTE, METE DE DOS
  2. FALLA EL PRIMERO Y EL SEGUNDO, TOMA DE REBOTE Y LA SACAN PARA TIRAR DE TRES

Conclusión matemática: CORTAR APENAS EXISTE LA CHANCE, CON MAYÚSCULAS.

Pero tengamos en cuenta que, por más loco que sea, existe una mínima chance de perder el partido. Hace poco se vieron dos casos en el básquetbol de Brasil con este riesgo.