Chris Braswell no seguirá en Malvín, el playero busca sustituto para la recta final del certamen.

Con su carta de presentación frente a Aguada ilusionó, pero quedó por ahí. Más allá de su buena mano de 6.75 el estadounidense nunca se metió en el juego colectivo de Malvín que, defensivamente, tampoco encontró a un jugador determinante.

Se despide del playero promediando 7 puntos y casi 3 rebotes por encuentro. El parate le servirá a los de Pablo López para buscar sustituto de cara a la recta final del torneo.