En la noche del domingo terminó la actividad oficial de esta temporada para Deportes Castro de Edgardo Kogan y Martin Perdomo superaron a Español de Talca por 91 a 80, pero no pudieron acceder a playoffs. Además, debido a la sanción a Osorno tampoco deberán jugar por la permanencia. Si bien el cierre de la temporada puede haber dejado gusto a poco, el balance total no puede ser otro que positivo.

El partido del domingo ya se jugó con el desenlace sentenciado, las victorias de Puerto Varas y Ancud el sábado habían dejado sin posibilidades a los de Kogan. Pero de todas formas había que  cumplir con el calendario, y el León fue y cumplió. De punta a punta se quedó con el partido para regalarle a su gente un último triunfo en su escenario.

La figura de la cancha en la despedida de Castro volvió a ser Travion Leonard, quien culminó la noche con 37 puntos, habiendo tirado para 55. Además bajó 21 rebotes (11 en ataque), repartió 3 asistencias y robó 4 pelotas para terminar con una valoración de 50. Por su parte, el gatito, Martín Perdomo, jugó casi 39 minutos despachándose con 15 unidades (1/6 en dobles, 2/5 en triples y 7/7 en libres). A esto, hay que sumarle 1 rebote, 3 asistencias, 3 recuperos y 1 sola perdida, que lo hicieron terminar con una valoración de 13.

El base ex Bohemios cerró de esta forma, una gran temporada en Chile donde jugó todo el campeonato, promediando 36:16 minutos por encuentro y cosechando 15.48 puntos, 3.89 rebotes y 5.26 asistencias. Su premio lo tuvo en el cierre donde fue convocado por Las Ánimas, representante chileno en Liga De Las Américas, para reforzar al equipo, consiguiéndolo con gran suceso, ya que por primera vez un equipo transandino logra la clasificación a la siguiente fase.

En cuanto al trabajo de Edgardo Kogan también deja un sabor muy dulce. Con el presupuesto más bajo de toda la Liga Nacional de Chile, realizó una magnifica primera rueda, consiguiendo la clasificación a la Copa Chile, certamen que además estuvo muy cerca de ganar. Cumplió con las expectativas de la institución promoviendo los jóvenes talentos del club como el caso de Oscar Barria Roa, un chico de solo 15 años quien debutó este fin de semana en los dos encuentros de primera.

Claramente el cierre de temporada no fue el que todos hubieran querido, pero el objetivo se cumplió y los uruguayos estuvieron a la altura. El gatito dejando una imagen estupenda en el país transandino y Kogan cumpliendo con los objetivos al punto que ya se comenzó a hablar en Chile de la continuidad de su cuerpo técnico al frente del proyecto.