Con una gran actuación de Gastón Semiglia y el despliegue de Lloreda, Hebraica Macabi le ganó a Biguá, igualando a Trouville en el último puesto de clasificación directa a la Liguilla.

Resumen del partido

Para arrancar el encuentro, el local buscaba los posteos de Lloreda aunque el panameño no lograba establecerse cerca del aro rival. El pato tenía una estrategia similar aunque movía mejor la bola, con espacios para Hinkle. Warren se comprometió con dos personales rápidamente, y si bien su equipo había sacado cinco tantos, ambos cerraron el cuarto desprolijos y con tres de renta para los de Rovira. Ya en el segundo, la visita se plantó en zona 2-3 ante la ausencia de los tiradores macabeos, y en ese momento cargó adentro para sacar hasta 11 (27-16).  El hebreo había convertido solamente un doble promediando el chico, cuando los ingresos de Álvarez y Semiglia le permitieron distribuir mejor el juego, logrando algunos huecos en la defensa. Un triplazo sobre la chicharra de Gastón (premonitorio de lo que sucedería luego), hizo que Biguá tuviera solamente ventaja mínima de cara al descanso largo.

En el comienzo del tercero los de Villa Biarritz mantuvieron la zona, pero Semiglia tomó las cosas donde las había dejado. Con 17 puntos en siete minutos, el zurdo oriundo de Marne se puso el equipo al hombro. Es cierto que también aprovechó las penetraciones y descargas de sus compañeros, además de la entrega de Lloreda jugando en una pierna (visiblemente molesto en el cuádriceps). El pato también ayudó, entrando en el ritmo vertiginoso y perdiendo bolas tontas, para mantener la diferencia de uno al entrar al último, pero ya con otra tónica de juego. El período final fue el de más roce y mayor disputa, con Álvarez como el abanderado de la defensa amarilla y Warren-Smith batallando por los rebotes en ambas tablas. Se vislumbraba un final cerrado como en la primera rueda y no defraudaron. El panameño volvió a gravitar, forzando libres y la quinta de Smith. En la recarga Biguá no la metió e hizo la falta para que Semiglia con tres singulares abriera seis a falta de 1:20. El pato no logró achicar y por el contrario, Macabi tuvo un final soñado, para llevarse el punto por 77 a 69.

UNO x UNO

HEBRAICA

Barrera (7): Sin brillar, pero con cosas brillantes. Confiable en el cierre y el mayor asistidor. Semiglia (9): El destacado. Pettigrew (5): Discontinuo y a veces desenfocado. Soarez (5): Rendidor en lo suyo, aprovechó los minutos ante la ausencia de Haller. Lloreda (9): La doble decena de siempre (puntos y rebotes), sumada a que jugó en una pierna y contra Smith. Álvarez (7): Entró prendido en la marca y dando soluciones para atacar la zona. Terra (4): Ayudó a que su equipo se pasara más el balón. Girbau, Medina, Godoy, Devia y Domínguez (-): Escasos minutos en cancha. Espíndola (8): Pidió siempre un plus en la defensa, le encontró la vuelta estratégica y anímica a la zona, haciendo que sus dirigidos jugaran la segunda parte como una final.

BIGUÁ

M. Osimani (4): Sin confianza en el tiro, sólo una asistencia más que sus pérdidas. Couñago (4): Comenzó bien y terminó jugando poco. Hinkle (5): Cuando la mete es insoportable, aunque no tuvo los porcentajes habituales. Smith (6): En el ringui ranga se sintió en su salsa, igual perdió el duelo con Lloreda. Warren (5): Muestra técnica y se brinda, pero se lo necesita más. J. Osimani (5): Alternó buena y malas. Rojas (6): Importante en los rebotes, dándole recambio a los grandes. Meira (3): No se metió en el juego y rozó con Álvarez. Cambón (-): Pocos minutos en cancha. Rovira (5): Parecía qe ganaba el partido con la zona, pero cuando la rompieron no le funcionó el plan B. 

_______________________

Lo destacado

Gastón Semiglia fue el verdadero factor X en la victoria macabea. Llevaba 9 puntos en el primer tiempo y lo estaba haciendo correctamente. El equipo no le encontraba la vuelta a la zona de Biguá, pero a partir de sus triples en el tercer cuarto, colaboró a dar vuelta la historia. En esos diez minutos, hizo 17 puntos (5/6 en triples y 1/2 en dobles), totalizando 30 al final del juego, para darle vida y esperanza al hebreo en el partido y en lo que queda del torneo, buscando la Liguilla.

Lo distinto

El último equipo uruguayo donde jugó Leandro García Morales, no podía estar ajeno a los deseos de pronta recuperación. La Bestia disputó tres temporadas completas con el macabeo, logrando el histórico bicampeonato (2015/2016 y 2016/2017). La gente de Camacuá se lo agradeció y le dejó su mensaje: “Fuerza Lea!”.