Olimpia venció a Atenas y cortó una racha de dos derrotas consecutivas venciendolo como local en la noche del viernes.

Resumen del partido

La noticia de la baja de Henry en Atenas le quitó aún más expectativa a un juego que daba la sensación que sería muy desparejo. De todas formas la vuelta de Álex López fue un feliz aliciente para todo el básquet en general y los presentes en la cúpula.

De arranque Olimpia marcó la cancha. Un 17-4 en sólo 4 minutos mostró a las claras lo que iba a ser el partido. Porcentajes altísimos del local ante la zona ateniense provocaron que esta no diera el resultado. Los de Jauri jugaron a placer y con rendimientos altos en todos sus exponentes liquidaron el pleito en los primeros diez minutos al sacar hasta 27 puntos en ese chico. En la visita hubo poco para destacar a pesar de las ganas del corto plantel de la calle Cebollatí. El primer cuarto se fue 38-11 y los de Colón ya marcaron la cancha. En el segundo cuarto el partido  fue más parejo. El esperadísimo ingreso de Alex López fue una inyección anímica para el equipo que cambio en algo la mala cara que mostró en los primeros minutos. Entre el y Macanskas fueron un dolor de cabeza para un Olimpia que a pesar de seguir con la diferencia ya no jugaba tan cómodo. Además siguió contando con buen partido de Planells. En tanto los de Garzón siguieron con buenos rendimientos generales y un gran ingreso de Loriente desde la banca le permitió mantener la ventaja sacada. Fue el período más parejo con el local yéndose arriba por 30 unidades, 64-34.

El resto del encuentro sirvió para rotar el plantel por parte de ambos entrenadores y jugar a reloj corrido. Siguió el partido con la misma tónica que el resto y la decisión de Jauri de volver a mandar a los titulares en el arranque del segundo tiempo permitió a Olimpia continuar estirando la ventaja y abrir hasta 46 de ventaja. A partir de ahí si, la rotación de los planteles hizo vivir casi un partido de Sub 23 con algunos invitados de lujo y la noche terminó mucho más temprano de lo habitual con Olimpia cerrando el viernes apabullando a su rival en cifras de 114-71.

UNO x UNO

OLIMPIA

Agarbado (6): Dirigió a la perfección. García (7): Partido redondo. Quebró la zona rival con varias bombas. Dickson (6): Cuando Olimpia sacó la ventaja comenzó a hacer del partido un concurso de volcadas. Nazione (6): Corrió y lastimó. No precisó lucirse demasiado para sacar réditos. Waschmann (7): Númerazos en sólo 19 minutos. Imbancable. Nobile (6): Entró con la dinámica de los titulares. Viana (6): Cumplió. Sufrió en defensa con Álex. Loriente (6): Certero del triple. Michetti (-): Pocos minutos. Newsome (6): Buenos minutos. Cabillón (7): Aprovechó al máximo sus minutos. Martínez (5): Entró con muchas ganas. Puso dos puntos y la hinchada deliró. Jauri (7): Iba ganando por 40 y se enojaba por la floja defensa. Así de exigente es.

ATENAS

Planells (6): Desfachatado. Jugó bárbaro. Pose A (4): Sufrió subir la bola. Pose M (6): De lo mejorcito en su equipo cuando pocos aparecían. Alvarez G (5): Lejos de su nivel. Macanskas (6): Muy sólo en la pintura. Cumplió. Fernández (6): Erró mucho en los minutos que jugó. López (7): El destacado. Orta (6): Bailó con la más fea. Correcto. Gallardo, Castro (-): Pocos minutos. Frydman (6): Nada que reprocharle. Muy corto plantel.

_______________________

Lo destacado

Todo el básquetbol deseaba su vuelta. Cuando el 14/12 se dio la feísima lesión ante Aguada, tanto propios como extraños se mantuvieron al tanto por saber como evolucionaba. Cuando ingresó esta noche ante Olimpia se escucho un murmullo, y cuando anotó su primer doble una oleada de festejos en los allegados atenienses que fueron hasta Colón a pesar de perder por treinta y pico en ese momento. El bueno de Álex terminó con 18 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias en 23 minutos de juego y un valor de 19. ¡Qué bueno tenerte de nuevo Álex!

Lo distinto

Olimpia gozó de su mejor primer cuarto en la temporada. Anotó 38 puntos en el chico inicial que además de servirle para sacar una ventaja definitiva, fueron el puntal para llegar a 114 (su máximo del año) y coquetear en algún momento con alcanzar los 132 que son el récord de la LUB. Hasta algún allegado olimpista se acercó a los periodistas de Basquet Total para verificar dicha información con ganas de esa noche quebrar esa marca. De todas formas y luego de no alcanzarla todo Colón festejó el triunfo y el dejar atrás dos derrotas consecutivas.

Galería de Fotos