Aguada venció en un lindo partido a Sayago y cosechó su segunda victoria en fila en un partido que tuvo un brutal rendimiento del mercedario Demian Alvarez.

Resumen del partido

El comienzo del juego fue muy parejo. Aguada cargó con goleo repartido pero Sayago no se quedó atrás. De la mano en demasía de lo que propuso Warner lastimó pero rápidamente se quedó sin ideas. El equipo local tuvo manos calientes más allá de los 6,75 y encontró en tres hombres distintos -Demian, Davis e Izaguirre- la posibilidad de abrir rápidamente la primera ventaja del partido e irse 11 arriba al final del primer chico. En el segundo cuarto la historia siguió siendo parecida y el nivel de juego fue lo más flojo de la noche. Sayago se hizo fuerte con Crews cuando Aguada llegó a sacar hasta 17 en ese período y comenzó a aparecer Kam Williams. De todas formas, una vez más, el rojiverde encontró manos confiables y con buen pasaje de Pereiras abrió ventaja y la diferencia de 12 fue la que marcó el final de los primeros 20 minutos.

En el tercero la zona de Sayago dio resultado, siendo extranjero-dependiente, el equipo de Nicolás Díaz se puso de buena forma en partido y generó dudas en un equipo local que equivocó caminos. Los de Ariel y la Vía se acercaron hasta tres puntos. Con un pasaje nuevamente sublime de Crews, bien acompañado por sus coterraneos se ilusionó la hinchada visitante. De todas formas, Aguada apretó el acelerador y con un 19-8 en los minutos finales del tercero se fue una vez más 14 arriba al arranque del último. El cuarto período fue literalmente de locos. Cuando dio al sensación que los de Cortizas se lo llevaban tranquilos al sacar hasta 23, Aguada aflojó y Sayago no quiso que se terminara rápido. Con show de hundidas de sus foráneos comenzó a agrandarse y se llegó a poner a nueve. Pero el rojiverde con aportes de Feeley y Demian cerró un partido que parecía una montaña rusa. Hasta dio tiempo para que Glenn pusiera un triple casi que de cancha a cancha para sentenciar el final 100-83 con el cual se cerró el juego.

UNO x UNO

AGUADA

Bavosi (6): Fue quizás su mejor partido. Preciso y solidario adelante. Pereiras (6): Bien atrás, erró muchos libres. Davis (6): En los pocos minutos que jugó no lo hizo mal. Izaguirre (7): Una garantía desde el triple, siendo siempre un desahogo. Glenn (6): En lo suyo adelante, rindió. Perdió siempre con Crews. Taboada (5): Entreverado. Robó varios balones. J. Rodríguez (6): Pocos minutos donde aportó su granito. Álvarez (8): Una bestia. Titular que ingresa desde el banco. Hasta se animó a tirar besos a la tribuna. Feeley (6): Erró mucho. Cerró bien. Cortizas (6): Le costó detener a los extranjeros rivales. Dosificó bien los minutos de sus pupilos.

SAYAGO

Pereira (4): Flojo. No tuvo una buena noche en el tiro. Williams (6): Correcto, da la sensación que debería asumir más. Verrone (6): Adelante aportó lo suyo, atrás le costó. Warner (7): Hizo de todo, rozó el triple-doble. Creews (8): La quemó. Si el partido en algún momento tuvo gracia fue por su culpa. Dogliotti (5): Entreverado, no le aportó lo que el equipo precisaba. Fernandez (4): Bajo. Lemos, Torales (-): Pocos minutos. Díaz (6): La zona le dio resultado en el tercero. No supo revertirlo cuando al ponerse en juego nuevamente Aguada sacó ventajas de hasta 23.

_______________________

Lo destacado

La mano caliente de los jugadores aguateros fue terrible. En algún momento del tercero le costó tras la zona, pero en casi toda la jornada supieron como romper dicha defensa. Los pepinos cayeron de todos lados y toda la hinchada vio como fueron 14 los triples que entraron en el aro rival. 4 de Izaguirre y Demian, 2 de Bavosi y Davis y uno cada uno para Glenn y Pereiras dejó en evidencia la defensa rival. Con estas manitos la brava muchachada se ilusiona.

Lo distinto

El partido en un momento tuvo a Aguada hasta 23 arriba. Nicolás Díaz se acercó a la mesa re caliente y pidió minuto. Seguro esperaba que sus jugadores lo escucharan con atención e intentaran revertir la situación. De todas formas, el loco de Will Crews pareció que no se lo tomó demasiado en serio y en pleno tiempo del DT recordó cual es juego favorito y comenzó a bailar al ritmo del Fortnite. Eso sí, quién le puede decir algo al bueno de Willard, quién terminó la noche con 33 puntos y 9 rebotes.