La polémica que comenzó el viernes en el cierre de Olimpia-Defensor, y que se hizo mayor el domingo, llegará a los tribunales de la Federación Uruguaya de Basketball.

Los pitazos polémicos de la terna arbitral en el minuto final del juego que terminó con triunfo por mínima del fusionado, y la denuncia de los jueces por la invasión a la cancha de algunos parciales para agredirlos, fueron apenas el inicio de una novela que aparentemente tendrá varios capítulos.

El caso tomó aún más trascendencia al percibirse que se había validado por parte de la mesa un doble que nunca sucedió, y que los árbitros tampoco marcaron.

En el día de hoy el Club Olimpia decidió ingresar un reclamo por este doble mal anotado, ofreciendo videos e imágenes como pruebas del error que perjudicó a los de Colón. El club alega que este reclamo no pudo estamparse en el formulario ya que los árbitros se retiraron de la cancha por los sucesos del final, y que el código da plazo hasta el siguiente día hábil para poder hacerlo.

A su vez la directiva olimpista informó que resolvió aplicar el derecho de admisión a un hincha involucrado en la situación con la terna al finalizar el juego.