Hebraica y Macabi comenzó bien el año luego de una apuesta grande que eleva el nivel del equipo. Sobre esto y del triunfo ante Sayago, Básquet Total habló con Mathías Nieto.

El arranque ante dos equipos del fondo uno pensaba que eran buenos para acoplar a las nuevas fichas al equipo, sin embargo el entrenador Macabeo resaltó la lucha que dieron estos elencos: "Tenemos un equipo inestable todavía por las nuevas tres adhesiones. De todas formas fueron equipos muy duros, Verdirrojo hizo bastante, hasta el cierre del tercer cuarto; y hoy en un partido bastante atípico, porque no se arrancó en hora y el piso estaba de mala forma, se terminó jugando pero la concentración es distinta. Sayago lo que se propuso hacer lo logró y nos complicó un partido que lo terminamos cerrando al final".

Fue crítico al ser consultado por la no suspensión del encuentro, cuando los equipos llegaron a un escenario que no estaba en condiciones y esperaban que el partido no iniciara: "Es imposible enfocarse. 30 minutos antes de empezar el partido yo tenía a los jugadores sin cambiarse, algo que es totalmente atípico a lo que hacemos todos los días. La charla técnica duró dos minutos porque el juez (Gonzalo Salgueiro) había largado los 20 minutos para arrancar el juego. Estas cosas hay que preverlas, ayer y hoy de mañana no pudimos entrenar en esta cancha por humedad y cuando recién llegamos nos ponemos a trabajar para que venga el polvo para que se pudiera jugar. Estas cosas hay que preverlas, se dijo que se iban a revisar las canchas a las cuatro de la tarde y no se hizo".

De las condiciones del rectángulo y de si pudieron realizar su juego normal dijo: "Mejorar mejoró, ¿pero con qué te sacan la inseguridad de que vos viste la cancha totalmente resbaladiza hacía diez minutos? ¿Qué te dice que esto va a funcionar? Con el correr del partido fuimos ganando confianza y se volvió un partido un poco más intenso, con más posesiones. Pero al principio los dos equipos estaban con miedo".

Respecto al gran rendimiento del equipo en la pintura contó: "No era el total del plan de juego inicial, pero dadas las condiciones de la cancha, decidimos no arriesgar tanto en rompimientos y cambio de direcciones dinámicos, sino en tratar de cargar la tabla. Ellos se cerraron muy bien, lo hicieron de buena forma, a Lloreda lo triplicaron por momentos y nosotros ahí nos tocó un poco discernir por donde cambiar nuestro juego".

Las tres nuevas incorporaciones parecen cambiar el objetivo del equipo: "Vamos de a poco. Hoy por hoy, todavía no encontramos lo que queremos ser. Fuimos por un momento lo que queremos contra Verdirrojo, hoy dado todo lo que pasó no lo logramos. Vamos a plantearnos ser la mejor versión nuestra, para después a partir de ahí plantearnos los objetivos".

Por último se refirió a la forma de trabajo para acoplar a los nuevos en el plantel: "Son jugadores de mucha calidad, que toman todo mucho más rápido y hasta capaz que exigen más detalles de los que teníamos. Pero eso se logra todo con trabajo".