Biguá logró un importante triunfo en Villa Biarritz ante Verdirrojo por 92 a 72 gracias al aporte desde el banco, principalmente de Joaquín Osimani.

Resumen del partido

Comenzó sorprendiendo el conjunto del Cerro, con Drew Martin muy encendido para un parcial 10-2. El Pato despegó entreverado, buscando poner la bola abajo para Dane Johnson y Jeremis Smith. Los de Caballero aprovecharon el momento y con triples sacaron la máxima de 16 puntos ante un rival malhumorado. Rovira rotó el quinteto y Martín Couñago entró bien, con algún bombazo y moviendo bien el balón para los internos. Acortaron, pero igual se fue arriba la visita, 29-21.

El tridente de Joaquín Osimani, Martín Rojas y Couñago le puso intensidad a la defensa y encontraron ventaja con el gol a distancia o soltando para Smith, de esta manera con un parcial 14-4 pasó el local. Biguá tuvo un momento para correr la cancha en un final muy entrecortado y revirtió la situación para irse ganando al descanso, 42-40.

En la reanudación el duelo estuvo entre el Osito y Cleon Roberts, para que siga todo bastante igualado. Hasta que los foráneos del Pato, Charles Hinkle y Smith, tomaron protagonismo para sacar ocho. El encuentro se plagó de faltas y ambos recurrieron constantemente a la línea de personal. Los de Rovira, pese a no jugar bien en los últimos instantes, continuaron por delante, 67-60.

Estuvo encendido Smith en el desenlace y de arranque Biguá tomó 12 de renta, la cual supieron ampliar. Joaquín Osimani y Rojas, volvieron a encontrarse bien en la pintura, esto junto al juego físico de Smith para liquidarlo temprano. Los de Biarritz llegaron a ganar por 20 y se quedaron con el triunfo que los hace reflotar en la tabla, 92-72 ante un Verdirrojo que volvió a llegar con poco aire al epílogo.

UNO x UNO

BIGUÁ

Cambón (3): No justificó su titularidad. M. Osimani (4): Bajo rendimiento. Hinkle (7): Empezó bajísimo, terminó siendo decisivo, se queda mucho en la esquina. Smith (7): Entreverado con la bola pero importante, cuando encontró su tiro fue similar a sus buenos tiempos en Aguada. Johnson (5): Puede y debe rendir más, irregular. Couñago (6): Importante en la reacción, le faltó ajustar la puntería. Rojas (8): Entró bien aportando en la pintura y en defensa. J. Osimani (9): El destacado. Meira (7): No sumó muchos puntos, pero incidió positivamente en el juego. Jones, Arévalo, Álvarez (-): Pocos minutos. Rovira (8): Tiene mucho en el banco y lo hizo rendir al punto que fue la clave esencial de la victoria.

VERDIRROJO

Mayora (6): Aportó gol pese a que tiró mucho, llegó cansado al final. Cholaquides (5): Buenas penetraciones al espacio. Roberts (5): Activo en el perímetro, se cargó de faltas. Martin (7): Salió con todo y sostuvo su rendimiento, no lo acompañaron. Efese (6): Reboteó mucho, es uno cerca del aro, y dubitativo cuando recibe lejos. Suárez (5): Algún triple en 2C, flaqueó en defensa. Rodríguez (2): Muy poco. Garay (2): Desapercibido. Corbisiero (-): Siempre que entra muestra condiciones, podría tener más minutos. Flores, Castro (-): Pocos minutos. Caballero (4): Sigue sin encontrarle la rotación al plantel y no supo aprovechar el envión del arranque. El equipo juega siempre a la misma velocidad.

_______________________

Lo destacado

El juego desde el banco fue la clave para revertir la situación de Biguá, luego de llegar a perder hasta por 16. Rovira mandó al rectángulo a Joaquín Osimani, Meira, Rojas y Couñago, y estos no le fallaron. En colectivo aportaron 41 puntos, más que determinantes para la victoria, además de darle una respuesta anímica que contagió hasta a los propios extranjeros, por ejemplo Smith, quien no había tenido su mejor arranque.

Lo distinto

El encuentro se atrasó mucho con respecto a los otros partidos y esto fue por una situación poco común producto de la humedad. El juego estaba en transcurso y uno de los colaboradores de Verdirrojo entró a secar el piso, sin percatarse que el cotejo seguía en marcha. El empleado recurrió a abandonar rápidamente el rectángulo, pero olvidó su lampazo adentro, por lo que el juego fue detenido. Finalmente la terna decidió expulsarlo, sancionar falta técnica. Quedó su colega de Biguá, como vemos en la foto, cumpliendo la tarea el resto de la noche. En la historia quedará como el día que le cobraron un técnico por secar la cancha...