El esloveno Luka Doncic ha generado una revolución en Dallas, llevando a los Mavericks a pelear puestos de playoffs. El joven maravilla, presente y futuro de la NBA.

El 21 de abril del 2018, Luka Doncic tomó una decisión que cambiaría su vida por completo. Ese día, el joven esloveno presentó la documentación necesaria para inscribirse en el Draft de la NBA, que se celebraría un par de meses después en la ciudad de New York. A pesar de que llevaba tres años jugando en el Real Madrid, sin lugar a dudas, uno de los mejores equipos de Europa, para el ambiente norteamericano tal vez no era tan conocido.

Si hacemos un repaso a sus comienzos, podemos decir que debutó con 16 años recién cumplidos en el conjunto merengue y en muy poco tiempo se fue transformando en una pieza importante dentro de la rotación del equipo dirigido por Pablo Laso. Dueño de un físico privilegiado, con 2.01 metros de estatura, algo poco habitual para un jugador que se desempeña en el 1-2, Luka se fue ganando un lugar en el baloncesto europeo de alto nivel.

El año 2017 sería el del despegue para el nacido en la ciudad de Ljubljana. En su club comenzó a tener una mayor participación, teniendo sus primeros partidos como titular, tanto en Liga ACB como en Euroliga. Si bien los resultados no fueron los esperados para el Real Madrid, el rendimiento del "Wonder Boy" fue más que aceptable. No obstante, lo más importante para él llegaría en el mes de setiembre, en el EuroBasket de Turquía. Sorprendiendo a propios y extraños, la selección de Eslovenia alcanzó el título, aplastando en semifinales a España y derrotando en la final a Serbia. Junto con Goran Dragic formaron un backcourt de ensueño, siendo determinantes en todos los partidos del certamen. Si bien el MVP del torneo se lo llevó el armador de Miami Heat, Doncic integró el quinteto ideal, luego de promediar 14.3 puntos y 8.1 rebotes por juego.

Esa consagración como campeón de Europa representando a su país, convirtió a Luka en un jugador mucho más maduro y eso terminó siendo sumamente beneficioso para el Real Madrid. En la temporada 2017-18, "el joven maravilla" tuvo un rendimiento bestial, siendo MVP de la Liga ACB , jugador más valioso de la Euroliga y del Final Four de ese torneo. Como el concierto europeo ya le estaba quedando demasiado chico, el siguiente paso era partir rumbo a la mejor liga del mundo, la NBA.

Muchos expertos lo dejaban fuera del Top 3 del Draft, poniendo como principal argumento el desconocimiento que tenían en Estados Unidos de su persona. Al conocerse que Igor Kokoskov, entrenador de la selección eslovena dirigiría a los Phoenix Suns, la posibilidad de que Doncic fuera elegido en el primer pick crecía considerablemente. Sin embargo, al necesitar con urgencia un pívot, los de Arizona se inclinaron por DeAndre Ayton. Sacramento Kings estaba en una posición parecida a la de Phoenix, por lo tanto lo dejaron pasar y seleccionaron a Marvin Bagley III. El equipo que realmente estaba interesado en hacerse con los servicios del balcánico era Dallas Mavericks, que tenía el pick 5. En tercer lugar, Atlanta Hawks decidió escoger a Luka, para posteriormente traspasarlo a la franquicia de Texas, a cambio de Trae Young y una primera ronda del Draft 2019.

En sus primeros partidos en la NBA, Luka se encargó de demostrar de que material estaba hecho, adaptándose rápidamente a un mundo nuevo. En la pasada temporada, los Mavericks terminaron con un récord de 24-58, mientras que en la presente campaña, cuando ni siquiera llevan disputados el 50% de los juegos, los dirigidos por Rick Carlisle han ganado 18 partidos. El impacto que está teniendo el rookie es realmente asombroso, teniendo en su primer año en la liga mejores números de los que tuvieron por ejemplo, LeBron James y Kobe Bryant, entre otras superestrellas. En sus primeros 36 partidos, el "niño" de 19 años promedia 19.5 puntos, 6.6 rebotes y 5.0 asistencias por encuentro, algo que hasta el día de hoy solamente alcanzaron tres novatos, Oscar Robertson, Michael Jordan y Grant Hill.

Varios protagonistas de la NBA han quedado sorprendidos con el rendimiento del esloveno. La leyenda de la liga, Dirk Nowitzki habló sobre su compañero de equipo y dijo lo siguiente: "Tiene cosas que no son de un chico de 19 años". El MVP de las Finales del 2011 además agregó: "Para mí ya es como un veterano. Tiene tiro de media y larga distancia, sabe leer el pick and roll. El cielo es su límite".

En uno de los últimos juegos del 2018, Dallas Mavericks derrotó a Oklahoma City Thunder y esa noche Doncic ridiculizó a Paul George, en una jugada en donde con un crossover lo dejó en el suelo. Al finalizar el encuentro, el número 13 de OKC elogió al ex jugador del Real Madrid: "Él es bueno y tiene una ventaja sobre la mayoría de los rookies. Ha jugado profesionalmente mucho antes que el resto de estos chicos y lo está demostrando noche a noche. Tiene el nivel de un veterano y un talento especial. Tiene baloncesto".

Por último, Kevin Durant, superestrella de los Golden State Warriors se refirió al novato de la siguiente manera: "Doncic me encanta. Los Mavs tienen a un jugador para liderar en el futuro". El cuatro veces goleador de la NBA también dijo: "Me gusta mucho. Es educado, es talentoso y se nota que ya ha jugado profesionalmente antes de venir".

En las últimas horas la NBA anunció los resultados del primer raconto de votos para el All-Star Game que se llevará a cabo en la ciudad de Charlotte el próximo 17 de febrero. Luka Doncic aparece como el séptimo jugador con más votos, cuarto en la Conferencia Oeste y segundo entre los perimetrales, siendo superado únicamente por un tal LeBron James. El nacido en Ljubljana supera en votos a estrellas consagradas de la liga como Kevin Durant, James Harden, Anthony Davis o Russell Westbrook.

Con lo que ha mostrado hasta el momento, podemos afirmar sin lugar a dudas, que el joven Doncic es presente y futuro de la NBA.