Gonzalo Díaz fue una de las piezas clave para que Malvín obtenga el título de Sub 23, y tras cortar la red dialogó con Básquet Total.

Sus primeras palabras sirvieron para enmarcar la importancia de este logro, derrotando a Biguá: “Sensaciones muy lindas, nunca me había tocado ser campeón en formativas y había perdido contra este mismo cuadro tres finales. Era una espina que tenía clavada y por suerte con esta categoría que es mucho más linda que las anteriores pude conseguir lo que quería hace mucho tiempo”.

Gonchi destacó cuál fue el aspecto más importante para que el playero obtenga una diferencia importante en el marcador: “En la previa era un partido muy parejo, lo que nos planteamos fue que nadie tenía más ganas que nosotros de salir campeón. Empezamos con una gran actitud, pero al principio un poco apurados y no muy ordenados, pero después nos ajustamos y pudimos conseguir lo que queríamos”.

Al analizar el desarrollo del partido, así como lo que fue su aporte, explicó: “El primer tiempo fue casi todo de Emi (Serres), lo dejamos que haga su juego porque estaba encendido y cuando tenés un jugador así tenés que dejarlo, pero después me fui soltando y encontrando los espacios para terminar jugando un buen partido”.

El escolta esbozó una breve evaluación de lo que ha sido este 2018 para él: “Fue un año lindo donde tuve muchas oportunidades, algunas que pude aprovechar y otras que no. Por suerte pude terminar de la mejor manera que es consiguiendo este campeonato”.

Para terminar destacó al equipo como una de las claves para lograr este bicampeonato: “Si bien no jugamos mucho juntos nos conocemos hace bastante y entrenamos juntos en primera todos los días. Hoy jugamos el mejor partido de la temporada y conseguimos el objetivo”.