A pocas horas de la gran final del Torneo Sub 23 entre Malvín y Biguá dialogamos con varios protagonistas al respecto de las claves del juego y cómo viven esta definición.

 

Martín Couñago (Biguá)

“En lo emocional la clave va a estar en la calma con la cual se encare el partido; hace más de un mes que ambos equipos estamos esperando para jugar la final, por lo cual la ansiedad va a influir” comenzó diciendo el capitán del Pato de Villa Biarritz.

Al hablar sobre las claves para obtener el triunfo dijo: “En defensa controlar el rebote ofensivo y el contraataque de ellos va a ser clave, son un equipo alto y atlético, por lo cual se alimentan de eso. En ataque jugar con paciencia, aprovechar las ventajas en el poste bajo y  tener la menor cantidad de pérdidas posibles”.

Charlie hizo referencia a la final que no se pudo disputar en 2017, ante Trouville, y la motivación extra que representa: “El año pasado veníamos de ganar la semifinal de visita en Olimpia después de estar 20 abajo en el tercer cuarto, realmente estábamos motivados por llevarnos el campeonato, pero por motivos que nunca nadie asumió nos quedamos con las ganas de jugar la final. Este año es una linda oportunidad para lograr el título que nos falta como generación y veo al equipo preparado y enfocado en eso”.

 

Emiliano Serres (Malvín)

El fraybentino comenzó haciendo un análisis de cómo deberá defender el playero: “Ellos tienen muy buen juego interior, utilizan mucho eso ya sea lastimando desde posteos como rebotes ofensivos, lo que trataremos es de que la pelota no entre tanto adentro sino que la manejen por afuera de la línea de tres”. En el aspecto ofensivo, comentó: “Vamos a tener que correr mucho, somos un equipo al que le gusta el contrataque ya sea para atacar el aro como para plantarnos y tirar de tres”.

Serres fue importante para la conquista del Sub 23 de 2016, con un triple sobre el final, a pesar que su rol en el plantel no era tan protagónico como lo es hoy día: “Sería muy lindo ganar este campeonato para nosotros, sabemos que llegamos a la final con merecimientos y trataremos de demostrar por qué quedamos primeros. Ojalá se pueda repetir lo de la final pasada, ahora tengo que cumplir un rol diferente a aquella vez porque era de los más jóvenes, espero poder aportarle al equipo más cosas y poder llevarnos la victoria”.

 

Joaquín Jones (Biguá)

“Va a ser un partido muy parejo, donde no van a existir muchas diferencias. Si podemos imponer nuestro ritmo y hacer pesar el buen juego interno que tenemos podemos encontrar una ventaja. También tenemos que aprovechar la buena rotación de plantel, para llegar descansado a lo que seguramente sea un final parejo. Defensivamente tenemos que ser capaces de controlar a sus buenas individualidades, cosa que somos muy capaces de lograr” analizó el alero al respecto de las claves del partido.

Consultado sobre el hecho de jugar contra muchos de quienes fueron sus compañeros en la Selección U21, explicó: “Varios coincidimos en la selección y eso quiere decir qué hay buenos jugadores de los dos lados. La realidad es que adentro de la cancha somos rivales y la buena relación queda un poco de lado. Sólo va a importar ganar y el apoyo está con tus compañeros de equipo”.

 

Theo Metzger (Malvín)

El ala-pívot destacó la importancia de lo defensivo para poder quedarse con la victoria: “Ellos tienen muy buen juego colectivo y se conocen hace muchos años. Tienen un gran peso en el poste bajo con Martín (Rojas) y Mauricio (Arregui) pero vamos a hacer todo para que no nos puedan lastimar. Si defendemos bien las cosas en ataque salen bien, tenemos buenos jugadores y cada uno va a dar lo suyo para poder tratar de llevarnos la final”.

Justamente el duelo Rojas-Metzger promete ser uno de los atractivos de la final, y el hombre de Flores comentó al respecto: “Tengo una muy buena relación, nos conocemos bastante y hemos jugado mucho tanto juntos como uno contra el otro. Él puede ser determinante tanto en el juego interno como afuera, porque tiene buen tiro de tres y es muy atlético para penetrar. Va a ser un duelo lindo porque los dos tomamos muchas responsabilidades en ataque. Si me toca defenderlo voy a intentar que la toque lo menos posible o que haga la menor cantidad de puntos porque eso nos va a ayudar a nosotros a ganar”.

 

Hernán Álvarez (Biguá)

“Las claves van a pasar por confiar en nuestro trabajo, en lo que hicimos todo el año, ser intensos en defensa y en ataque jugar con la libertad y confianza que nos da el entrenador. Si bien hace tiempo que no jugamos como equipo venimos entrenando con el plantel principal y el hecho de haber jugado tanto tiempo juntos y conocer lo que es este tipo de partidos es un plus que tenemos a nuestro favor. Esperemos que se nos dé porque es algo que deseamos mucho”, dijo el base al ser consultado sobre qué puede resultar lo más relevante del partido.

Por ser juvenil Hernán jugó todo el año en Sub 23, y se refirió a la importancia que tendría este logro: “Cualquier título tiene un valor especial, salir campeón no sé da todos los días, fue un torneo donde pude tener muchos minutos y en donde me sentí muy bien con el equipo. Esperemos poder conseguir el campeonato ya que es una espina que nos quedó del año pasado que no pudimos jugar la final, y de esta forma poder cerrar el año de la mejor manera”.

 

Bruno Acosta (Malvín)

El base, que tuvo una labor destacada en las semifinales, analizó las claves del juego para el playero: “Controlar tanto el rebote defensivo, como su juego interior, que es donde creo yo tienen más peso. El rebote defensivo es importante porque nos va a permitir correrles la cancha e intentar hacer goles ‘fáciles’, ya que sabemos que contra defensa plantada se nos complica bastante por las características de sus jugadores”. En esta misma línea agregó: “En ataque tenemos que usar bien los sistemas y mover la pelota, para buscar al que esté mejor ubicado”.

Bruno comentó también sobre el formato y la organización del torneo, que tuvo una gran mejoría respecto a temporadas anteriores: “Fue un torneo muy interesante, tuvimos la posibilidad de disputar más partidos y se jugó todo el año, que es lo que realmente nos interesa a los jugadores que estamos en etapa de desarrollo. Siempre hay cosas para mejorar, como este parate antes de jugar un partido tan importante para nosotros, pero nos sirvió muchísimo este torneo”.

Para terminar Acosta nos habló del significado que tendría para él quedarse con este título: “Si bien sabemos que estos torneos son para seguir aprendiendo y desarrollarnos como jugadores, siempre es lindo salir campeón. Además, tendría el plus de disfrutarlo con amigos y en el club donde fui creciendo”.