El Torneo Nacional del pasado fin de semana presentó una selección de Montevideo que claramente sirvió para comenzar a ver a los chicos que jugarán el Sudamericano U17 del año próximo por Uruguay.

En línea con lo visto en la U15 de este año, la generación 2002 también cuenta con perimetrales altos. Tiago Leites (Olimpia) y Santiago Tucuna son ejemplos claros de esto, si bien el alero de Bohemios tuvo muchos minutos como ala-pívot durante el último fin de semana.

El base de Montevideo fue el 2003 Nicolás Bessio, alternando con Santiago Pérez (Goes), Joaquín Dios (Unión Atlética), que tuvo muchos minutos como escolta y apenas en algunos pasajes pudo mostrar el juego con balón que suele tener en el azulgrana, y el albimarrón Federico Hernández quien dejó una muy buena impresión desde su juego simple y aportando mucha velocidad al equipo.

Otra característica valorable son los jugadores de buena mano. En este rubro Santiago Pérez fue el más destacado, sumando además generación desde el dribbling, mientras el olimpista Joaquín Núñez también mostró en algunos pasajes el triple como uno de sus principales recursos.

El juego interno tuvo dos pívot, Marcelo Rosas (Malvín) y Pablo Gómez, 2003 de Urupan que jugará el Sudamericano U15. También hubo un muy buen aporte de Gianfranco Bonanni (Bohemios), desde un juego más intenso en base a su velocidad de piernas.

El principal ausente sin dudas fue Mateo Bianchi de Defensor Sporting, quien también le da talla al equipo jugando como “4”, combinando recursos posteado con un correcto tiro exterior y una agresividad para atacar el aro en la que ha evolucionado.

La final U17 que coincidió con el cuadrangular final del Nacional hizo que no sean tenidos en cuenta jugadores de Biguá y Defensor Sporting. Del fusionado además de Bianchi podrían haber estado los guardias Lucas Michaelsson y Juan Baldenegro, y el interno Felipe Saralegui. De Biguá seguramente sea tenido en cuenta Santiago Corbo, destacado por su uno por uno y fortaleza física.

Vale decir que para el Sudamericano U17 esta generación 2002 seguramente tendrá en su plantel a Agustín Ubal, Joaquín Rodríguez y Rafael Previatti, destacados en el último U15, y también puede sumarse algún jugador del interior en el proceso.