Reducto venció a Capurro en un partido muy parejo y se metió en la final por el segundo ascenso a El Metro. El barrio del loquero vive un sueño.

Resumen del partido

En busca del segundo ascenso al Metro comenzaban las semifinales entre el rojinegro, que ofició como local en Marne, y el celeste del manicomio que tenía ventaja 1-0 por haber terminado mejor ubicado en la fase regular. El inicio fue mucho mejor para Capurro que encontró gol exterior en manos de Book y Gómez, con un juego dinámico y haciendo muy participativo a Jones -que puso una hundida altamente aplaudida por el público-, pero con algo de García y principalmente la energía de Trusich el celeste se puso a tiro para irse 17-13 abajo al final de los primeros diez. A pesar de poner un par de bombazos más, los de Manicera abusaron del tiro exterior y con Romero haciéndose figura el marcador se empató. El local defendió en zona pero apenas pudo capitalizar una corrida, y un doble del Manzana García puso el 28 iguales con que llegaron al descanso largo.

A pesar de la paridad, en el tercer cuarto Capurro encontró una receta que le hizo tener control del juego: defensa en una zona muy activa, que buscó doblar en los postes bajo y medio, al igual que en las esquinas, y un ataque que aprovechó las ventajas de Book y principalmente Cacho Jones, para irse 45-43 arriba al período final ante un Reducto que no encontró soluciones colectivas y dependió de individualidades que se alternaron para anotar. Un buen inicio de Gómez mantuvo arriba al capurrense, pero el crecimiento de Fefe Trusich y la generación de García mantuvieron el equilibrio en el tanteador. Desde el uno por uno de Alonso y con Book poniendo una bomba y un lindo tiro con fade-away los de Manicera dominaban hasta Diego Silva apareció para poner su triple y luego un robo y corrida para pasar faltando poco más de dos minutos para el final. Los de Cortizas se apropiaron de varios rebotes ofensivos en el último pasaje del partido, convirtieron algunos segundos tiros, y mostraron el juego colectivo que les había faltado en gran parte del cotejo, logrando un 6-0 en el minuto final sin permitir que su rival tire al aro, para quedarse con el triunfo 71-64 que deposita al celeste del manicomio en la final por el ascenso, soñando con El Metro.

UNO x UNO

CAPURRO

Dacal (4). Correcto para organizar el juego, al asumir hizo agua. Gómez (5). Empezó bien, se endulzó y después erró demasiado. Alonso (4). Erró mucho, tuvo varias pérdidas. Atrás cumplió. Jones (9). Gran partido con volcadón incluido. ¿Habrá sido el último? BT larga la campaña: #CachoSigue 😜💪 Book (8). Más recursos que el libro gordo de Petete. Muy buen partido.📕 Noé (4). Pocos minutos con poca trascendencia. Castro (5). Aportó buena lectura e intensidad defensiva. Gentini (-). Apenas 3 minutos, salió lesionado. Manicera (6). El plan de juego funcionó muy bien, la zona que propuso y el buscar lastimar adentro casi le permiten ganar.

REDUCTO

Andrade (5). Buena conducción, no encontró su gol y prefirió otros caminos para sumar. García (6). Su 1x1 fue generador, aunque contra la zona tuvo varias pérdidas. Más pasajes positivos que de los otros.🍎 Trusich (9). El destacado.🏀 Romero (7). En el 2C fue el hombre, luego acompañó bien al equipo. Rabinovich (6). Dejó la vida atrás, fue más que correcto adelante. Silva (6). Erró bastante pero puso bombas clave, siempre generó peligro. Rodríguez (5). Correcto. De Pena (7). No fue su noche en el tiro, pero fue clave con rebotes ofensivos en el cierre. Pons, Russi (-). Pocos segundos. Cortizas (7). En una mala noche en el tiro exterior mantuvo la calma, aprovechó momentos y el equipo tuvo su mejor funcionamiento en el cierre.

_______________________

Lo destacado

Cuando está enchufado derrocha energía, corre de cancha a cancha más rápido que cualquiera, salta por encima de todos, contagia a sus compañeros y se hace insoportable para los rivales. Felipe Trusich estuvo así hoy y fue determinante para que Reducto llegue a la final por el ascenso. Además de sus 14 puntos tomó 9 rebotes (5 de ellos ofensivos), logró 3 recuperos y puso una tremenda tapa. ¡Hay Fe(fe) de ascenso en el barrio del loquero!

Lo distinto

Por suerte no fueron “Los tres chiflados”, cumplieron una correcta labor, pero con mucho respeto podríamos llamar a los árbitros de la noche como “Los tres pelados”. Gómez, Borio y Fernández, alguno por obra de la naturaleza y otro quizá por una mera decisión estética, pertenecen al grupo de jueces que no necesitan nombre porque a la hora de “piropearlos” los hinchas siempre prefieren el “Peladoo, ¿qué cobrás?” y otras frases que no podemos escribir...