Paysandú sigue sorprendiendo en el torneo, dejó afuera a un candidato como Urupán al dar vuelta la serie. Luego del partido hablamos con la figura del segundo punto, Enzo Arellano.

En un partido que el Paysa parecía tenerlo controlado, termina sufriendo para llevárselo en el alargue: "Hicimos un primer tiempo perfecto. Era muy difícil mantener los porcentajes, ellos se iban a venir, iban a embocar porque estaban en su cancha, pero lo pudimos sacar".

A pesar de dejar libres afuera en el cierre de los 40, en el alargue se tuvo tremenda confianza y asumiendo en ofensiva Paysandú termina quedándose con la clasificación: "Son un tema a trabajar los libres, estoy bajo de efectividad, pero cuando hay confianza hay que ponerla. También es parte de cabeza, parte de cansancio, por suerte terminaron entrando y nos quedamos con el partido".

A pesar de que enfrentan al "1", Arellano se tiene fe para lo que viene: "Favoritos no somos, pero se juega en 40 minutos cinco contra cinco. No está nada escrito".

Enzo se sumó a un club que repite una base de la temporada pasada y respecto a la actualidad del equipo dijo: "Nadie nos daba como favoritos, nadie nos daba ni entre los seis y menos en semifinales. Pasamos ese objetivo, ahora nos metimos en semifinales. Vamos partido a partido, hay que dejar todo porque es básquetbol y lo que conseguimos fue en base a trabajo y esfuerzo".

También tuvo palabras para la hinchada, que además de acompañarlos todo el campeonato, se arrimo en gran número a Pando: "Con la gente estoy sin palabras. Nos merecíamos esto por nosotros y por la gente que nos apoyó todo el torneo".

A pesar de la euforia de la clasificación, mantiene la calma para lo que se viene: "Hay que ir paso a paso, tranquilos. El miércoles el primer partido, ojalá se dé".