Aguada vencía 93-82 a Atenas cuando una brutal caída de Alex López cambió el clima. El golpe fue durísimo e impactante para todos los presentes, después de varios minutos el jugador fue retirado en camilla directo al sanatorio y Andrés Laulhe con buen criterio decidió suspender el encuentro.

Faltaban 2.14 para que terminara el cotejo. El número 6 ateniense saltó a tapar defensivamente, quedó desarmado en el aire, cayó aparatosamente de espaldas al suelo y terminó impactando con su cara en el piso. Rápidamente las sanidades de ambos equipos lo auxiliaron y casi 10 minutos después apareció la emergencia con la camilla para trasladarlo.

El momento fue de mucho nerviosismo para todos los presentes que quedamos impactados ante el golpe. Hubo lágrimas en los ojos de sus compañeros y preocupación de los rivales en los instantes de incertidumbre. La decisión de Andrés Laulhe, juez principal de la terna, fue acertada, el partido había pasado a un segundo plano y la suspensión fue correcta.

La información primaria es alentadora. López sufrió traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento que recuperó camino al hospital. Está estable y consciente. Se le realizó una tomografía y se le continuarán realizando estudios, seguirá internado en observación.

Desde nuestro lugar enviamos toda la fuerza a Alex y su familia para que todo evolucione favorablemente y salga lo mejor posible. Pronta recuperación!!!