En un partido de locos con alargue incluído y fallos polémicos para ambos lados en el cierre Olimpia venció a Trouville 97-96 en Colón.

Resumen del partido

El encuentro comenzó demasiado goleado para lo que proponen ambos equipos. En Olimpia Dickson convertía y generaba ventajas mientras que Agarbado le daba orden a las ofensivas, leyendo el buen momento de Wachsmann y Nazione que lastimaron cerca del aro. El rojo fue Robinson dependiente y le costaba encontrar otras vías cuando el foráneo no escapaba de la pegajosa marca de Brian García. Mayora y Barriola cambiaron la intensidad desde el banco, el alero además arrimó cinco puntos contra la zona y el base con triple final le dio ventaja de 29-26 en un goleadísimo primer cuarto.

El segundo bajó el goleo. Dentro de ese trámite Trouville hizo negocio de atrás hacian adelante para abrir seis. Olimpia también entendió que debía cambiar defensivamente, fue muy intenso y “eligió” que tiros liberar, los porcentajes de la visita no fueron buenos y nuevamente desde el crecimiento en la base de Agarbado, más buenos ingresos de Loriente, Viana y Newsome fue que terminó ganando por ocho el primer tiempo, con destacado cierre de Nazione que sobresalió en el juego interno acompañado del nacionalizado.

El complemento parecía llegar con el quiebre de la noche. Olimpia siguió liberando tiros de bajo porcentaje, fue fuerte en el rebote defensivo y corriendo la cancha se sintió a placer para tener hasta 15 de máxima en su mejor pasaje colectivo de la noche. Pero Trouville fue por el resto, con presión extendida robó y corrió, Ruiz volvió a lucir en ese aspecto, para que finalizaran con certeza Catalá y Robinson, el 11-0 esfumó la ventaja de cara al último cuarto donde el local entró solo cuatro arriba.

En un doble y foul de Nazione con sensación de caminar se empezó a desdibujar un arbitraje que hasta ahí venía bien, pero terminó siendo malo con dualidad de criterios en cuanto a técnicos y fallos puntuales equívocos. Incluso dio la sensación de algún desajuste entre integrantes de la terna.

El epílogo fue de infarto. Trouville fluyó mejor y desde la jerarquía de Robinson, con buen aporte de Massa y Catalá parecía cerrarlo. Además volvió a anotar Harrison recuperando una vía de gol que no aparecía desde el primer cuarto. Los ocho puntos de ventaja eran demasiado hasta Dickson, que con dobles consecutivos y asistencia letal para Newsome trajo a los suyos. Además Brian García colocó puntos y con un 10-1 pasó el local. Robinson colocó dos pero Nazione respondió con un doble que entró pidiendo permiso. La “última” fue para el rojo, cuando parecía que Robinson la perdía un foul con sensación de robo limpio de Agarbado lo mandó a la línea. Debió ser técnico para el base por las protestas. Puso los personales y pasó el rojo faltando un segundo. En la última bola a Nazione y foul dudoso de Ruiz, el estadounidense encestó el segundo y hubo alargue tras empate en 85.

En el suplentario con Dickson como estandarte comenzó mejor el local. Pero demasiados libres errados de las alas rojas y una cantidad industrial de rebotes ofensivos pusieron a la visita arriba. La última fue de Dickson que tras el aclarado giró notable ante Barriola, no saltó ninguna ayuda y transformó la bandeja en golazo para pasar. Harrison apeló a la heroica, en un tiro muy similar al de la primera rueda, el destino fue el mismo, aro y afuera para delirio de los de Colón que le volvieron a ganar por mínima a los de Pocitos.

UNO x UNO

OLIMPIA

Agarbado (7): Su buen desempeño coincide con los mejores pasajes del equipo. El más regular. García (6): Se desgastó con Robinson atrás y llegó con lo que pudo adelante, aun así puso puntos importantes. Dickson (8): El destacado. Nazione (7): Sus 28 puntos y el epílogo de los 40 donde fue clave para forzar lo destacan, atrás da ventajas considerables. Wachsmann (5): Perdió más de lo que ganó, y falló libres fundamentales. Su laburo de rol no falta. Newsome (6): La mejor compañía para Nazione. Manito importante. Loriente (6): Importante para encaminar al equipo a su mejor momento. Pudo volver para el cierre. Viana (6): Asumió bien un desafío complejo, y calladito dio su mano. Jauri (7): La rotación dejó algunas dudas y por momentos lo trajeron las individualidades. Su virtud fue planificar bien en jugadas claves.

TROUVILLE

Marotta (4): Generó adelante, le costó atrás y le faltó gol. Robinson (8): Tiró del carro 45 minutos, terminó muerto, siempre las pidió. Catalá (6): Alternó momentos determinantes en ofensiva con desconcentraciones defensivas. Ruiz (5): Importante cuando salieron a presionar, rendidor en la toma de rebotes, en el mano a mano le costó, y se durmió para saltar en la ayuda en la última. Harrison (7): Cuando aparece es determinante, pero tiene lapsos que se va del partido. Mayora (6): Desde la intensidad defensiva se ganó sus minutos. Barriola (7): Desde su rol destacó, perdió en la última con Dickson, nadie le dio una mano. Massa (6): Lo pusieron para darle descanso a Robinson y lo dejó casi liquidado para su equipo. Cáceres (4): Nunca se metió en partido. Galletto y Martínez (-): Poco en cancha. Tito (6): Su equipo fluyó bien en ataque, le faltaron ajustes defensivos. Entró en el ambiente general de la cúpula y terminó demasiado pendiente del arbitraje.

_______________________

Lo destacado

Arrancó bien, tuvo momentos malos e incluso Iván Loriente estaba preparado para suplantarlo cuando metió cuatro puntos seguidos. Desde ahí hasta el final fue un infierno, con inmensidad de recursos ofensivos y sobre todo asumiendo en momentos de cierre, algo que le faltaba a Olimpia por las características de nacionales que tiene en el plantel. La última fue perfecta, vio el aclarado, fue sobre Barriola y cuando el defensor le cerró la derecha en un reversible a la velocidad de la luz terminó al lado del aro con tirito fácil. Dickson, el destacado.

Lo distinto

La lluvia que cayó sobre la capital puso en jaque un gimnasio que por lo general responde bien, aunque un par de goteras le dieron laburo al que seca el piso que estuvo todo el partido sentadito adelante de la mesa de control, entrando continuamente a la cancha y pasando la toalla, como se ve en la foto. La cúpula conservó el invicto en cuando a suspensiones por el estado del tiempo, nunca te deja tirado, como el funcionario de Olimpia, gran responsable de que el partido haya terminado en Colón. Si hay sueldo doble gracias a BT -que lo merece, obvio-, que invite las muzzas…