Unión Altética jugará la final del Torneo Sub 23 tras vencer a Capurro por 85-79 con una soberbia actuación del base Santiago Meinero saltando desde el banco. Luego del encuentro el juvenil charló con Básquet Total.

"El partido lo supimos llevar. Al principio lo pudimos sacar adelante defendiendo, luego se nos complicó un poco con el grande de ellos pero pudimos sacar una diferencia importante desde el aranque y lo sacamos adelante." Comentó Santiago sobre el encuentro y cómo pudieron llevárselo.

Cuando Capurro intentaba acercarse en el tanteador, la claridad ofensiva y las lecturas del número "74" fueron fundamentales para impedirlo: "Me sentí muy bien. Por suerte pude entrar claro. Pude subir la pelota de buena manera y no se me complicó demasiado; obviamente con la ayuda de mis compañeros se hace más fácil asi que muy contento por eso."

Sobre la ventaja en el aspecto físico y la larga rotación del azulgrana, Meinero comentó: "Tenemos un preparador físico que trabaja excelente y nos prepara de muy buena manera. La rotación también se debe en parte a eso. La mayoría somos juveniles pero estamos todos a la altura y eso es lo importante."

Bohemios será rival de la UA en las finales y el base analiza lo que se viene: "Va ser una serie muy dura. Ellos tienen muy buenos jugadores y un gran plantel. Para ganar vamos a tener que llevarlo de a poco y estar muy concentrados durante todo el encuentro. Cumplimos el objetivo de estar en la definición pero aspiramos a lo máximo que es salir campeón."

Acerca de su experiencia en la DTA integrando el plantel de Peñarol campeón de la categoría,"Santi" acotó: "Más que nada fue ir a desarrollarme como jugador y aprender de los más grandes porque es un nivel totalmente distinto al de los juveniles, obviamente. Aproveché cada momento para aprender y sacar lo mejor de mis compañeros, quienes me ayudaron un montón."

Haciendo futurología, el juvenil de Unión Atlética se proyecta de aquí a los próximos dos años: "Ojalá pueda seguir en Unión e integrar un plantel principal. De acá a dos años es a lo que aspiro."