Malvín derrotó agónicamente a Bohemios en la categoría Sub 20 por 79 a 72 luego de un alargue tras empatar en 64 con un triple de Juan Cabillón sobre la chicharra y forzó la final a un tercer partido definitivo en cancha de Malvín.

Los primeros minutos fueron un tanto desprolijos, con el playero intentando jugar desde el rompimiento de Nicola Pomoli o sacar ventaja del posteo de Theo Metzger, en tanto el albimarrón tuvo su mejor pasaje cuando pudo forzar pérdidas de su rival y correr la cancha. La paridad se quebró con el crecimiento de Manuel Oyenard y el ingreso con triple incluido de Matías Acosta para dejar el score 18-15 al final de los primeros diez.

Nuevamente las imprecisiones se apoderaron del juego tras la reanudación. Malvín mejoró una pizca, en base a la buena marca de Rodrigo Coelho. Pero tras una fenomenal hundida de Gianfranco Espíndola, el local volvió a crecer anímicamente. Metzger bajó una gran cantidad de rebotes y fue la vía de gol fácil de los de Martínez. Ambos pudieron correr la cancha en el final, pero la visita le sacó más jugo y se fue ganando al descanso largo, 31-26.

Volvieron las principales piezas de Bohemios y con Ignacio Xavier encendido, tomaron el control de las acciones, sin embargo salió al llegar a su cuarta falta. Por momentos el juego fue sólo de los pívots, Metzger y Espíndola. Hasta que aparecieron los rompimientos de Oyenard. Juan Cabillón manejó bien el momento y puso algún triple, además de postearse frente a los internos, esto sumado a la buena doble base propuesta por el playero. Franco Villalba fue el único que mantuvo la intensidad en el conjunto de Capalbo y de esta manera se fueron abajo al desenlace, 46-42.

Cuando en cancha estuvieron Oyenard, Xavier y Espíndola, estuvieron los mejores momentos del local y pasaron a ganar después un largo transcurso. Además, volvió la mejor versión de Xavier con sus rompimientos. El playero no tuvo buenos números y su rival aprovechó para bajar el rebote y ofender con ataques rápidos o transiciones, así sacaron seis de ventaja.

En el momento más vibrante, a falta de 40 segundos, un triple de Metzger puso a uno a Malvín. Franco Bianchi, cortado, puso libres para sacar cuatro puntos que parecían liquidar el encuentro, pero Felipe García clavó otro triple en apenas dos segundos. Villalba y Garcia fueron efectivos desde la línea fácil para uno y otro equipo, y a pesar que los de Capalbo la perdieron en la reposición, Malvín no pudo embocar. Villalba volvió a poner dos personales para sacar tres, pero en la última Cabillón la clavó de tres sobre la chicharra para forzar el alargue en 64.

Ya en el tiempo extra, hubo un 8-0 en el arranque playero, con puntos de Metzger y Franco Canavesi, mientras que Bohemios excedió del tiro exterior y sufrió la ausencia de jugadores por quinta, aunque encontró alguna mano de Villalba. García tuvo un gran cierre llevando la base. Libres de Metzger lo encaminaron y finalmente Malvín se quedó con la victoria agónica por 79-72, para forzar la tercera y decisiva final.

 

Juan Diego Cabillón: “Vamos a intentar ganarlo en Malvín y salir campeones en casa”.

“Una alegría enorme, pero todo el equipo lo trabajó a lo largo de todo el partido. A mí se me dio meterlo, pero lo importante es que ganamos”, comenzó manifestando el autor del triple que forzó el alargue.

Malvín no la tuvo sencilla, pero en el alargue se le facilitaron las cosas: “Sí, creo que el triple que me tocó meter fue un envión importantísimo para todo el equipo y pudimos sacarlo más tranquilos en el alargue”.

Habló de la particularidad de que el duelo sea con Bohemios: “Fuimos los dos mejores cuadros de la temporada e iba a pasar este partido. No nos íbamos a sacar 20 puntos de ventaja, pero fue lindo básquetbol, creo que nos merecimos un poco más nosotros por el final y ahora vamos a intentar ganar el tercero”.

Comenzaron con la serie abajo y ahora definen todo en un partido: “Ahora vamos a intentar ganarlo en Malvín y salir campeones en casa. No va a ser fácil, pero intentaremos hacer lo posible”.

Mencionó la clave para revertir la situación de la serie: “Fue en base a la defensa, que atacamos mucho el aro y trabajamos para eso”.

Poquitos días, se festejó post partido, pero ya se viene la preparación del siguiente: “Ahora tranquilos, a seguir entrenando y hacer lo posible para ganar el domingo”.

Nos contó lo que deben corregir de cara a la próxima final: “Frenar un poco los contrataques, que ellos corren muy bien la cancha y mejorar también nuestra movilidad de balón en ataque”. Además, sobre su juego con lanzamientos exteriores y rompimientos con Pomoli, que esta vez no funcionaron, dijo: “Es un poco el juego de nosotros, si nos entraban era otro partido, pero no lo encontramos. Si embocamos esas, es nuestra estrategia y si no tenemos que lucharla desde atrás”.

Galería de Fotos