Martín Andrade fue uno de los tres pilares claves de Reducto en la última victoria. El base fue figura y luego del encuentro charló con Básquet Total.

Tras lograr un punto importante en la última fecha previa a los playoffs "Tincho" fue claro: "Fue un importantísimo punto. El partido fue muy duro; en el tercer cuarto se nos vinieron arriba y es un cuadro en donde la hinchada se hace sentir. Ordenándonos y con tranquilidad pudimos sacarlo adelante, es valiosísimo el punto".

El tercer cuarto fue una montaña rusa de emociones, Paysandú supo ponerse en juego pero el conjunto celeste nunca lo dejó adelantarse en el score, sobre ésto comentó: "Nos costó en la pintura. Rama y Marotta nos complicaron mucho. Gracias a un par de bombas al final del cuarto pudimos mantener esa ventaja hasta el cierre".

Ante algunas desapariciones ofensivas del referente Diego Silva, Andrade y De Pena asumieron en ataque y fue clave para la victoria: "En ofensiva casi siempre intentamos que resuleva Diego (Silva). Tuvo sus momentos penetrando y generando. Por suerte hay muchas variantes, somos un equipo en el cual si uno no funciona en ataque, puede destaparse otro y dar la cara; apareció De Pena y en algunos casos yo también pude meter algún triple. Eso es bueno".

El piso bituminoso del gimnasio de Reducto es complicado para cualquier rival, acerca de cómo afecta el juego, Martín dijo: "Es una cancha díficil para cualquier equipo que viene a jugar de visitante. El piso es complicado para jugar, a nosotros nos da el plus porque practicamos acá; conocemos los aros y por suerte nos entran algunas pelotas (risas)".

La recta final del campeonato tiene a Reducto como uno de los candidatos, Andrade dio su punto de vista sobre lo que se viene: "Va a ser muy duro. Hay que entrenar fuerte y ésta etapa es la más complicada. No hay mucho tiempo para entrenar pero hay que seguir hacia adelante. Las chances para ascender están ahí".