Peñarol venció en cancha de Montevideo a Yale por 97 a 72 con un triple-doble de Wenzel y logró el ascenso invicto con 15 triunfos a El Metro del próximo año.

Resumen del partido

El arranque fue todo del carbonero, con Juan Wenzel y Brian Craig, para sacar seis de ventaja. Pero con el correr de los minutos, sintieron la ausencia de Álvarez. Allí, Federico Ledanis puso los primeros ocho de los de Arhancet, quien movió el quinteto y encontró respuesta con De León y Briñon como principales artífices. Lo trajo el conjunto de Jacinto Vera y se puso a tres antes del primer receso corto, 26-23.

El aurinegro roto bien la bola e inició con un parcial 5-0. Se fue descalificado Imanol Asaravicius, estuvo menos de un minuto en cancha. El yalense creció y de la mano de De León, sumado al movimiento de la bola Briñon y el ingreso de Agustín Yozzi, lograron pasar. Sobre el descanso, Mauro Dondi llegó desde el banco para clavar un triple con el que Peñarol, pese a no jugar bien, se fue arriba, 45-44.

Alejandro Pérez afinó la mano y encontró su tiro a distancia. En base a pérdidas rivales, Wenzel, quien además fue un infierno en defensa, aprovechó para correr la cancha y sacar la máxima de 20. Craig se posteó muy bien y aprovechó su ventaja ante los internos. Un triple Renzo Lazzaroni descontó sobre la chicharra y el partido comenzó a liquidarse temprano, 74-57.

Yale volvió con una respuesta anímica positiva, intentando achicar con triples de De León. Hasta que la vuelta de Pepusa y los rompimientos y bombazos de la figura, Wenzel, quien llegó a su triple-doble, sirvieron para retomar la máxima. Finalmente el carbonero se quedó con el triunfo, 97-72, y el invicto en la divisional, que los mete el próximo año en El Metro.

UNO x UNO

YALE

Briñon (5). Subió bien la bola. Borges (4). Mal partido, varias pérdidas. Lazzaroni (6). Estuvo impreciso, así y todo se rebuscó para sumar. De León (7). Fue el goleador, el único que casi no rotó y el que mejor jugó en el peor momento. Ledanis (7). Puso el envión del arranque, siguió buscando su gol hasta el final. Yozzi (8). Ingresó demasiado bien, brindó triples y otra cara que el yalense no tenía. Trombotti (5). Tuvo un destello de calidad, poco más. Vincent (4). Pasó desapercibido. Pereira, Belvedere, Florio (-).Pocos minutos. Arhancet (6). No fue el responsable de la derrota, en el 1T encontró firmeza en el equipo, pero las pérdidas y la desconcentración del tercer cuarto les arruinó el planteo.

PEÑAROL

Rivas (6). Poco en ataque, intenso en defensa. Blazina (6). De los que menos aportó entre los titulares, hermoso el alley oop con Wenzel. Wenzel (9). Animal en defensa y ataque, triple-doble. Pérez (8). Cuando afinó la mano estuvo incontenible a distancia. Craig (8). Sacó ventaja en el 1x1 frente a los internos. Asaravicius (1). Descalificado en 54 segundos. Botta (5). No tuvo sus mejores ingresos, peleado con el aro. García (6). Comenzó con dificultad para llevar la bola, terminó con un buen partido. Dondi (5). Puso el triple para irse arriba al descanso. Guerra (4). No hizo mucho. Ferro, Suárez (-). Pocos minutos. Castrillón (7). Rotó toda la plantilla y le dio descanso al quinteto titular, el cual fue el que más rédito le dió y con el que liquidaron el partido en el tercer cuarto.

_______________________

Lo destacado

Finaliza la temporada regular para el carbonero y sería imposible no destacar la inmensa campaña que logró. Récord de 15 partidos ganados en 15 disputados, igualando lo que fue, por ejemplo, el ascenso invicto de Capurro en 2003, en aquella ocasión fue 20-0. Además, mencionar que pese a encuentros específicos como contra Montevideo, Reducto y Urupán, el conjunto de Diego Castrillón, no pasó mayores dificultades para concretar el objetivo en la vuelta del club al básquetbol.

Lo distinto

Una situación distinta se vivió con el ingreso de Imanol Asaravicius, quien duró apenas 54 segundos en cancha, ya que en la misma jugada le pitaron una falta antideportiva frente a Lazzaroni debajo del aro y posteriormente tras la protesta desmedida, le terminaron sancionando falta técnica que lo descalificó del encuentro.